"El Estado tiene una deuda pendiente con Nisman"

Se lo dijo Macri a las hijas del fiscal, a un año de su muerte.

Buenos Aires.- El presidente Mauricio Macri recibió ayer a las hijas del fallecido fiscal especial para la causa AMIA, Alberto Nisman, y expresó que el reconocimiento a su investigación por parte del Estado es una "deuda pendiente".

Macri recibió a Iara y Kala Nisman, hijas del fiscal y de la jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado, en la residencia particular Los Abrojos, ubicada en el partido bonaerense de Malvinas Argentinas.

En un comunicado gubernamental, se informó que el jefe de Estado considera una "deuda pendiente" hacia la familia de Nisman, el reconocimiento al trabajo que realizó al frente de la Unidad Fiscal AMIA para tratar de resolver las causas y los responsables del cruento atentado que se cobró la vida de 85 personas y que dejó 300 heridos el 18 de julio de 1994.

85 muertos y 300 heridos dejó el atentado contra la AMIA, en julio de 1994.

El encuentro del jefe de Estado con las hijas de Nisman se produjo en la víspera del aniversario de la noche en que encontraron muerto al fiscal, que al día siguiente debía presentarse ante el Congreso para explicar una denuncia contra la entonces presidenta, Cristina Kirchner, a quien acusaba de estar al frente de un supuesto plan para fabricar la inocencia de los ciudadanos iraníes involucrados en el atentado.

Macri les manifestó a las jóvenes Nisman el reconocimiento del Estado argentino por la labor que realizó desde que fue puesto al frente de la investigación que continuó hasta el momento de su muerte, que trata de esclarecerse.

Iara y Kala Nisman llegaron temprano a la residencia Los Abrojos, informó el Gobierno, y fueron acompañadas a un salón donde el presidente las recibió cálidamente y les manifestó su intención de hacer justicia por la memoria de su padre.

El encuentro se prolongó por alrededor de 20 minutos y previamente, el rabino Marcelo Polakoff rezó una oración en memoria del desaparecido fiscal junto a las jóvenes hijas, el Presidente, la primera dama, Juliana Awada, y la hija de ambos, Antonia.

En el encuentro también estuvo presente el secretario de Justicia, Santiago Otamendi. Sobre el atentando contra la mutual judía y la muerte del fiscal, el Gobierno tomó una posición que no pretende interferir con la Justicia pero sí favorecer desde el Ejecutivo las medidas que se adopten para ayudar al esclarecimiento de ambos episodios, según el comunicado oficial. El Gobierno destacó que Macri creó una Secretaría de Estado para que aporte a la Justicia y al Ministerio Público Fiscal todo lo necesario para favorecer y colaborar con la investigación y el esclarecimiento tanto del atentado como de las causas de la muerte del fiscal.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído