El huracán Barry tocó tierra, se debilitó y es tormenta tropical

Contra los pronósticos que preveían un huracán arrollador en Luisiana, Barry tocó tierra ayer y perdió fuerza y condición, convirtiéndose en una fuerte tormenta tropical que llevó importantes lluvias y fuertes vientos en la costa de este Estado, al sur de los Estados Unidos. El huracán, que se había formado en el Golfo de México, se debilitó cuando entró en la localidad de Intracoastal City, con vientos máximos sostenidos de 112 km/h, según informó el Centro Nacional de Huracanes.

Si bien no tuvo la violencia de un huracán (en la zona aún se recuerda el paso de Katrina, que hace 14 años resultó devastador y dejó 1800 muertos), Barry es una tormenta lo suficientemente potente como para provocar inundaciones que devinieron en evacuaciones de las manzanas más comprometids y consideradas riesgosas.

Te puede interesar...

Las autoridades locales hicieron un llamado a la población en general a mantenerse refugiados en sus hogares mientras que Donald Trump declaró el estado de emergencia ante la previsión de los daños que pueda generar el fenómeno meteorológico. En estos momentos hay más de 60.000 hogares sin luz y el aeropuerto internacional Louis Armstrong fue cerrados y los arribos y partidas de vuelos, cancelados.

Los meteorólogos estiman que las lluvias y los vientos continuarán como hasta el momento, representando una “amenaza concreta para la vida” de los habitantes de la región, además de que pueden generar inundaciones repentinas potencialmente significativas y desbordamientos de ríos. Por eso las medidas de advertencias se mantienen.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído