El negocio de "hacerte millonario" en plena crisis

El ciclo de Telefe se convirtió rápidamente en un clásico de las cenas.

En medio de la crisis económica que atraviesa el país y con un índice de pobreza que alcanza al 32% de los argentinos -según los índices oficiales difundidos por Indec durante mayo-, el programa ¿Quién quiere ser millonario? se está convirtiendo en un clásico de las cenas, alimentando las esperanzas de ganar en televisión el premio mayor de dos millones de pesos (unos 44 mil dólares al cambio de hoy, bastante menos que el millón original del formato).

Con un promedio de más de 13 puntos, quedando dos debajo de Argentina, Tierra de Amor y Venganza, la tira de Pol-ka, noche a noche el ciclo conducido por Santiago del Moro entrega un promedio de casi 500 mil pesos, por lo que solamente en la última semana en premios se gastó una suma que alcanza los dos millones.

Te puede interesar...

Sin embargo, pese al gran desembolso semanal del envío, esas sumas no tienen una gran trascendencia en los participantes, ya que dado el impuesto que deben pagarle al Gobierno, la cifra (en los premios más altos) puede reducirse hasta en un 30%. Como si fuera poco, los concursantes tardan varias semanas en poder cobrar el dinero.

La verdadera ganadora claramente es la productora del programa, que obtiene sus ganancias de las publicidades. ¿Quién quiere ser millonario? es el segundo programa de la televisión argentina en el que es más caro publicitar, con 80 mil pesos el segundo (el primero es Showmatch, con 90 mil). De esta forma, con solamente 6 segundos de publicidad al día, los productores se alzan con 480 mil pesos, los cuales son suficientes para cubrir el costo de los premios.

Teniendo en cuenta que el ciclo no cuenta con una gran producción (en pantalla solo se ve una estudio con una tribuna y a Santiago del Moro con el participante del momento, cuya historia personal puede sumar interés y rating), las ganancias son abundantes.

Por el momento, y si bien no es el programa más visto de la televisión abierta, la formula funciona y cada vez más son las personas que quieren enfrentarse al ex conductor de Intratables con el sueño de responder correctamente todas las preguntas y ganarse dos millones de pesos.

Lizy-Tagliani-el-precio-justo-página-22.jpg

El Precio Justo, con una mística muy parecida

Lizy Tagliani ya era amada por el público argentino antes de iniciar el camino de la conducción, pero cuando empezó a entregar dinero a diestra y siniestra terminó de conquistar el corazon de todos. Es que todos los mediodías, con El Precio Justo, la comediante hace que al menos una decena de personas participen por sumas que van de los 5 mil a los 100 mil pesos.

Según manifestó la propia Lizy en los festejos por los 100 programas del formato, en total ya entregaron 10 millones de pesos en premios. A diferencia del ciclo de Santiago del Moro, el envío de la también peluquera permite que cualquier persona participe.

Todos estos condimentos le valen a Tagliani para promediar a diario seis puntos de rating, siendo uno de los programas más vistos del mediodía.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído