El Niño: "Quiero un título latino"

Billi Godoy regresó al ring con triunfo y ya proyecta su carrera.

Ricardo Galasso
galassor@lmneuquen.com.ar

Neuquén
“En esta pelea sentí que me estoy convirtiendo en hombre, que estoy madurando como boxeador”. La frase brota espontánea, contundente, de Billi Godoy.

El Niño volvió a pelear profesionalmente el último sábado, luego de casi un año y medio en Catriló, La Pampa. Allí en el club Ranqueles de Cayupán, superó al pigüense Abel “el Principito” Adriel por puntos en fallo unánime, en una pelea sin título en juego y encuadrada en la división de los medianos.

El boxeador de Centenario se reposicionó tercero en el ranking internacional.

La pelea fue pactada a ocho vueltas a lo largo de las cuales el neuquino, ex campeón argentino, latino e internacional de los medianos del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), tuvo a mal traer a su rival y en el tercero, a punto de noquear.

“Un pibe muy aguantador”, confesó el boxeador de Centenario, feliz por la victoria que lo reposiciona como N° 3 en el ranking internacional.

“Mi objetivo ahora es seguir trabajando y hacer una pelea más de este tipo, pensando para el año que viene en algún título internacional”, afirmó el Niño.

Al ser consultado por la posibilidad de enfrentarse con el campeón sudamericano Ariel Ávalos, rápidamente indica que no le interesa. “Quiero un título latino que te posicione bien internacionalmente”, expresó Billi, que duda sobre la posibilidad de recuperar el título argentino a manos del tucumano Cristián Ríos.

“Puede ser, a Ríos ya le gané dos veces. Cuando fui campeón le di una oportunidad. Sería una buena opción. Pero vamos despacito”, apuntó. Sobre el combate, dijo: “Fue una linda pelea. Lo tuve a mal traer. Lo rompí mucho y en el tercero lo tuvimos conmovido”.

Sin dudas
La pelea se decidió por puntos en un fallo unánime de los jueces: 79-76; 79,50-76,50 y 80-72,50.

En cuanto a sus sensaciones tras 17 meses sin subirse a un ring, afirmó: “Me sentí bien, necesitaba recuperar el hambre de gloria, pelear. Estuve tranquilo, pensativo. Debe ser que tengo más experiencia”. “Por eso dijo que este tiempo que estuve sin pelear me sirvió, fue también parte del crecimiento”, subrayó Godoy.

Y a pesar del tiempo transcurrido sin boxear de manera profesional, dijo que la vuelta no le pesó. “Lo tomé con mucha tranquilidad. Esta pelea me permitió sentir que me estoy convirtiendo en hombre. Noto que hoy estoy en ese camino, estoy sintiendo la madurez, la experiencia y eso me da tranquilidad. Siento esa madurez en mi cabeza y en mi corazón. Tantas batallas encima me han dado la seguridad que antes no tenía”, finalizó.

CIFRA
17 meses hacía que no peleaba de manera profesional.
Más de un año y medio pasó para que Billi “el Niño” Godoy retome la confianza y se suba al ring para hacer lo que más le gusta. En su pelea no hubo título en juego, pero sí mucho corazón.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído