El clima en Neuquén

icon
Temp
76% Hum
La Mañana blanqueo

El nuevo blanqueo de capitales oficialista genera fuerte rechazo

El proyecto kirchnerista, que comenzará a tratarse esta semana, fija una alícuota del 20% al 35% sobre los bienes en el exterior alcanzados o del 35% si se entra luego de los seis meses

El proyecto kirchnerista que propone para cancelar la deuda con el FMI a través de un blanqueo para contribuyentes con activos en el exterior comenzaría a tratarse esta semana en comisiones.

La iniciativa fija una alícuota del 20% sobre los bienes en el exterior alcanzados o del 35% si se entra al blanqueo luego de los seis meses. Desde el kirchnerismo calculan que en el exterior hay cerca de US$400.000 millones sin declarar y que podrían recaudarse unos US$70.000 millones.

Te puede interesar...

Según el proyecto, quienes no entren al blanqueo “deberán cumplir con todas las obligaciones tributarias omitidas y/o evadidas según las leyes impositivas vigentes, más sus intereses, accesorios y/o multas".

La iniciativa también pedirá colaboración al FMI para conseguir información sobre activos en el exterior u operaciones sospechosas de lavado. Lo paradójico es que el propio Fondo, en sus documentos sobre la economía argentina, desalienta este tipo de “amnistías” fiscales.

Para varios tributaristas, la implementación de la iniciativa será difícil, considerando que la AFIP todavía no consiguió avanzar en las determinaciones de oficio del nuevo impuesto a la riqueza porque no es sencillo el cruce de información.

También rechazan que el proyecto “recurre a la figura del ‘colaborador’, algo que incentiva a la ‘caza de brujas’ en vez de instar a la exteriorización voluntaria”. Según dicen, la medida “incorpora una cultura de persecución” en un contexto donde “no están dadas las condiciones para un blanqueo voluntario después de haber incrementado la alícuota de Bienes Personales”.

FMI.jpg

Los analistas afirman además que esta figura del “delator” es innecesaria porque la AFIP ya tiene las herramientas para saber sobre las operaciones en el exterior a través de convenios internacionales para intercambio de información automática.

También se quejan de que el pago del impuesto es en dólares (algo sin precedentes) y que no se diferencian los fondos provenientes del lavado de aquellos obtenidos lícitamente y que hasta pueden ya haber tributado. Además, sostienen que los únicos que van a blanquear “son los que están por ser descubiertos” y que hay una cultura tributaria de andar siempre “premiando a los evasores, sin intereses ni sanciones”.

En un reciente documento, el FMI consideró que las tasas tributarios ya son altas, por lo que los esfuerzos fiscales deberían centrarse en “mejorar la progresividad y el cumplimiento tributario”. Esto incluye “evitar las amnistías fiscales y la intensificación de formas distorsionantes de tributación, como el impuesto a las transacciones financieras”.

El organismo también detalló que “la carga fiscal de Argentina se encuentra entre las más altas en relación con sus pares regionales y de mercados emergentes”, con un sistema que tiene “más de 165 impuestos diferentes, muchos caracterizados por una gran dispersión de tasas y por regímenes especiales”. Y también criticó la dependencia de impuestos “menos eficientes”, como el impuesto al cheque, Ingresos Brutos y los aranceles a la exportación.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario