El peruano que, loco de alegría, se fue a festejar sólo al Monumento neuquino

La historia de Carlos, un limeño radicado en esta Capital. "Fue una de las mayores alegrías como hincha", cuenta a LM Neuquén Y sueña con una final con "Argentina porque mi hija y mi señora son de acá".

Por Fabricio Abatte - abattef@lmneuquen

Su alegría contagió a los neuquinos que pasaban a esa hora, en la tardecita del sábado por el Monumento neuquino. “Viva Perú, vamos Perú”, gritaba a los cuatro vientos Carlos Carreño, este limeño de 34 años que llegó hace 5 a esta capital y se quedó a vivir, encantando con las bondades de esta tierra.

Acá nació Catita, su hermosa hija, que hoy ya tiene 2 años y medio. “Festejo conmigo en casa con la camiseta de Perú, si bien ella hincha por Argentina. No la traje al Monumento porque estaba muy frío para ella”, cuenta a LMN quien en su país es fana de “Universitario de Deportes”.

Te puede interesar...

La selección que dirige el argentino Ricardo Gareca acaba de darle “una de las mayores alegrías”, al meterse de manera heroica en semifinales de la Copa América tras un infartante partido con Uruguay, en el que el VAR los salvó en reiteradas ocasiones. Batacazo histórico.

peruano festejo clasificacion2.jpg

Recuerda que llegó a Neuquén por cuestiones laborales en 2014. Antes había vivido en Buenos Aires. “Lo primero que hice acá fue comprarme un televisor grande y ver el Mundial de Brasil entero, de punta a punta. Luego sí me puse a buscar trabajo. Ojo soy de los que no faltan un día. Pero claro, el fútbol es una de mis pasiones”, recuerda con simpatía quien hoy se desempeña en una empresa dedicada a la energía eléctrica y es muy querido por todos sus compañeros.

Ahora, se ilusiona con un nuevo milagro este vecino peruano. “Si jugamos la final, sería completa, de otro planeta”, comenta quien prometió festejar con un rico “ceviche” y “meta pisco” en la noche del sábado la hazaña futbolera.

peruano festejo clasificacion1.jpg

Pocos daban dos pesos por el combinado incaico. Pero ya están entre los cuatro mejores. Y sus hinchas enloquecen. Como el apodado “Caru”: “Le tenía fe pero ahora como dice Paolo (por el ídolo Guerrero) pensamos partido a partido", baja los decibeles por cábala.

La final con Argentina sería la frutilla del postre, “ya que mi señora Mariana y mi hija Cata son de acá. Este país me abrió las puertas y amo Neuquén. Viva Perú, viva Argentina”, culmina Carreño y un vendedor de ambulante lo aplaude al escucharlo.

La Copa América regala hermosas historias. La de Carlos Carreño es una de ellas.

LEÉ MÁS

El VAR pisó con fuerza en Salvador: le anularon tres goles a Uruguay

Tras la clasificación de Perú se vienen el clásico y el Superclásico del continente

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas


Lo Más Leído