El clima en Neuquén

icon
19° Temp
50% Hum
La Mañana Marcela Tauro

El reto que se comió Marcela Tauro conduciendo Intrusos

La panelista tuvo que reemplazar a Flor de la V, pero terminó pasando un momento incómodo con la producción por su manera de iniciar el programa.

Desde hace más de dos décadas, Intrusos es uno de los programas más importantes del mundo del espectáculo, y a pesar de que la gran mayoría del tiempo el conductor fue Jorge Rial, varios fueron los que pasaron por ese lugar. Actualmente es Flor de la V quién maneja los hilos del programa, pero, por una serie de problemas de su agenda, tuvo que ausentarse dejándole un lugar a una histórica del envío, Marcela Tauro.

La panelista es una de las personas que más tiempo estuvo sentada en los sillones del ciclo chimentero (sólo se ausentó cuando se peleó con Jorge Rial, lo cual ocurrió en la etapa final del periodista como anfitrión del programa de América), por lo que es una de las personas con más pergaminos para ocupar ese lugar. A pasar de esto, fueron pocas las veces que le dieron la oportunidad de conducir.

Te puede interesar...

Por eso, cuando supo que tendría que reemplazar a Flor de la Ve este miércoles, la conductora aprovechó para festejarlo a lo grande, por lo que en el inicio del programa decidió invitar a todos sus compañeros a bailar con ella de manera muy efusiva, algo que al parecer no estaba previsto para nada.

Marcela Tauro intrusos 1.jpg

¿Cómo se sabe que este momento de danza no había estado preparado?, porque la propia Marcela Tauro contó que terminó siendo retada por la producción del programa por hacer esto, ya que no había avisado que iba a hacerlo.

“¡Hola! ¡Saben que me retan porque les cambié todo! ¡Perdón! ¡No puedo respirar! ¡Se ve que ya no estoy en edad para bailar! Muchas gracias por estar acá, Flor tuvo un evento, así que la estamos reemplazando con el equipete”, se explicó después del baile.

Marcela Tauro intrusos 2.jpg

Esta fue la segunda vez que la panelista pudo ocupar el puesto de conductora, ya que la primera vez había sido a mediados de agosto de este año. En ese momento, fue que muchos de sus colegas mostraron su indignación por todo lo que habían tardado en darle la oportunidad.

Sin embargo, lejos de mostrarse molesta por ese injusto pasado, Marcela opinó que fue una buena decisión: “Yo también creía eso, pero ahora pienso que quizás no estaba preparada. Hoy estoy plantada en otro lugar, antes tenía el ego y, desde ahí, tenía esa creencia, pero ahora estoy más tranquila, quizás se dio por eso”.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario