El Rojo venció a Lanús en el partido de ida de la segunda fase

Independiente ganó por 2 a 0 y quedó bien parado de cara al resto de la serie.  Fernández y Rigoni, los goleadores del encuentro.

Independiente superó hoy como visitante a Lanús por 2-0, en el encuentro correspondiente a la ida de la segunda fase de la Copa Sudamericana, y quedó bien parado de cara al resto de la serie.

Leandro Fernández, a los 9 minutos del segundo tiempo, y Emiliano Rigoni, a los 43m. de la misma etapa, le dieron el primer éxito oficial al DT Gabriel Milito.

La visita se sobrepuso a un flojo arranque y con contundencia abrió el camino frente al campeón del fútbol argentino, a pesar de que se le notó ausencia de entendimiento y deberá trabajar en búsqueda de ello.

A su vez, lo positivo se reflejó en la efectividad de sus puntas y en la organización defensiva una vez que se puso en ventaja.

El elenco conducido por Jorge Almirón demostró en el inicio del trámite el tiempo de trabajo que lleva y el afianzamiento de su idea futbolística ante un oponente que tuvo la misma intención pero una ejecución completamente opuesta.

El dominio del balón estuvo repartido por momentos aunque el destino final fue distinto, ya que el 'Granate' siempre encontró sociedades y apoyo entre sus mediocampistas y delanteros, mientras que Independiente abusó de las individualidades.

En consecuencia, el dueño de casa, que siempre buscó salir por abajo, aún arriesgando como le sucedió al arquero Fernando Monetti en varias ocasiones, halló por esos caminos las posibilidades más claras pero sus delanteros no estuvieron finos para abrir el marcador en el primer tiempo.

Este fue el caso de Ciro Rius, que a los 34 minutos definió ancho con todo el arco a disposición y el balón salió por un costado.

Sin embargo, cuando el dueño de casa estaba plantado e iba en la búsqueda del primero, apareció Leandro Fernández, quien aprovechó una falla en la salida de Monetti y desató la alegría del público visitante que se acercó.

Sin dudas, el 'Rojo' sintió el envión anímico de un tanto que no se esperaba por cómo estaba planteado el cotejo y se ordenó mutando por momentos el sistema táctico, de 4-3-3 a 4-2-2, y se animó a salir del fondo, con la expectativa de dañar a través la velocidad del cordobés Emiliano Rigoni.

Y justamente el ex Belgrano de Córdoba le sacó provecho a una falla en el control del uruguayo Alejandro Silva y cerró una victoria de ensueño.

Independiente quedó de esa forma bien parado de cara a la vuelta, que se desarrollará en Avellaneda el jueves 14 de septiembre.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído