El sueño americano está en argentina

Prioridad. El certamen nacional es el gran objetivo del semestre: Boca, River y Racing están obligados a ganarlo para jugar la Libertadores 2017.

Buenos Aires.- Esta Copa Argentina no será una más. Relegada, casi siempre, por los equipos grandes desde su lanzamiento en 2011, este año será la máxima apuesta de muchos para jugar la Libertadores en 2017. Con malas campañas en el torneo local y eliminados del actual certamen continental, para Boca, River y Racing se presenta como el único camino posible hacia el máximo certamen continental.

Los que ya se clasificaron fueron Lanús, San Lorenzo y Estudiantes, y la otra plaza la ocupará Godoy Cruz, a menos que un equipo argentino, hasta ahora no clasificado, gane la Sudamericana (Independiente, Belgrano, Banfield). En ninguna de estas posibilidades aparece el Xeneize, el Millo o La Academia.

Boca y Racing ya empezaron su camino en la competición y pasaron a los 16avos. El equipo de Barros Schelotto goleó a Güemes de Santiago del Estero por 4 a 0 y espera por Nueva Chicago o Santamarina de Tandil. Por su parte, los de Avellaneda superaron por 2 a 0 a Gimnasia de Salta y ahora enfrentarán a Olimpo. Los de Gallardo debutan el 31 de julio contra Rivadavia de Venado Tuerto. Si pasa su rival en 16avos., será Estudiantes de San Luis.

El camino del Millo tiene a Arsenal y a Estudiantes como las amenazas más grandes y en semifinales podría medirse con los de Sava, que antes se pueden cruzar con Gimnasia y San Lorenzo. Por el lado del Xeneize, el peligro más inmediato es el último campeón de primera A, Lanús, con el que se mediría en octavos.

Más adelante podría jugar contra Newell’s o Rosario Central. Si llega hasta semis, los candidatos para enfrentar son Independiente o Vélez. El Rojo apuesta a la Sudamericana, pero si se llega a quedar afuera, también tendrá como única chance ganar la Copa Argentina para ir a la Libertadores.

River nunca llegó a una final. boca la ganó dos veces y Racing tiene un subcampeonato.

Boca, el más campeón

Hasta ahora la Copa Argentina tuvo cuatro ediciones en su actual formato, en las que Boca ganó 2 (primera y última edición), Huracán una y Arsenal la restante.

La primera todavía no otorgaba un cupo para la Libertadores y tuvo al Xeneize y a la Academia como finalistas. El equipo, dirigido en aquel entonces, por Julio César Falcioni ganó por 2 a 1 con goles de Silva y Viatri, con la particularidad de haber pasado, previamente, cuatro rondas por penales. A pesar de la consagración, ese certamen estaba lejos de ser importante para los de la Ribera, que habían apuntado a la Libertadores y al Campeonato y no pudieron lograrlos por muy poco.

En 2013 el campeón fue Arsenal, que goleó por 3 a 0 a San Lorenzo en la final. Esa vez Boca fue eliminado por All Boys y River por Estudiantes de Buenos Aires. En 2014 el título fue para Huracán, que le ganó por penales a Central, que también perdió la de 2015 contra el club de la Ribera.

La mayoría de los equipos grandes ponen suplentes durante la competición y recién alinean a los titulares en las instancias finales, tendencia que se mantuvo en cada edición. En cambio, este año, con un campeonato largo por delante, posiblemente veamos lo contrario, equipos que cuidan jugadores en el torneo para ganar la ahora relevante Copa Argentina.

"Queremos ambos títulos. La Copa Argentina cotiza en bolsa. Es una competencia que, de lograrla, nos posicionaría en el plano internacional el año que viene”.Marcelo Gallardo. El DT de River apuesta a la Copa

"La Copa Argentina fue tomando prestigio con el tiempo y me parece que ahora se le toma más importancia. Tenemos que ganarla así volvemos a la Libertadores”.Garmán Voboril. El lateral de Racing valora el torneo

“Ahora hay que trabajar para ganar la Copa Argentina y clasificar otra vez a la Libertadores. Boca es Boca, tiene que ser siempre protagonista”.Royco Ferrari. Para el vice xeneize es prioridad

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído