El vermouth cipoleño sale a conquistar el mundo

Tres amigos crearon una bebida premium que rescata sabores locales.

POR KATIA GIACINTI /giacintik@lmneuquen.com.ar

Fanáticos de la innovación, profesionales de la cocina, apasionados por el mundo y amantes de las bebidas de calidad premium. Así son los hermanos gemelos Carlo y Marco Puricelli y su socio Juan Díaz, creadores del primer vermouth artesanal de la Patagonia, que se fabrica con esmero y dedicación en Cipolletti y que promete expandirse por todo el país dejando una huella pura y exclusivamente valletana. Su producto más destacado en la actualidad es el vermouth a base de sidra, especialidad de la que sólo hay antecedentes en Asturias, España.

De más está decir que Carlo y Marco se conocieron dentro del vientre de su madre 41 años atrás, aunque su historia es mucho más peculiar de lo que parece. Es que en total son cuatro hermanos gestados en un mismo embarazo: dos de ellos son gemelos y los otros, mellizos. Nacieron en Cinco Saltos, vivieron en Cipolletti, estudiaron en Buenos Aires, trabajaron en el extranjero y terminaron volviendo a la provincia para marcar la diferencia. En la actualidad, Carlo se desempeña como chef profesional y es dueño desde hace ocho años de un restaurante a puertas cerradas ubicado en la calle Belgrano, mientras que Marco se capacitó en Japón para convertirse en sushiman, además de ser diseñador gráfico.

Por su parte, Juan Díaz tiene 40 años, vive en Neuquén, es comunicador social en una radio local y conoció a los gemelos luego de ir a cenar al restaurante en reiteradas ocasiones. Fueron su amor y curiosidad por los vinos macerados del mundo lo que impulsó a que un simple proyecto se convirtiera en una increíble realidad.

cipo-p03-f02-vermouth-vermut-unico-emprendimiento.jpg

Los productos de estos tres emprendedores -que bautizaron bajo el nombre Único Vermouth y que se dividen en tres variedades- nacieron hace tan sólo seis meses luego de un largo período de experimentación para conseguir la receta perfecta de cada uno de ellos. Todo vermouth es una base de vino, hierbas, especias y azúcar, pero conseguir un sabor propio y distintivo lleva tiempo, dedicación y una profunda búsqueda por parte de los autores.

6 meses llevan los productos en el mercado

“El primero en salir fue el joven, después el añejo de reserva y, por último, el de sidra (compuesta de hierbas florales y cítricas y canela). Los clásicos se elaboran a base de vino, pero en esta ocasión quisimos incursionar en algo diferente. El único lugar que encontramos que lo produce es Asturias, pero nada más. Las tres son recetas propias, elegimos hierbas de la zona que nos representan, como la jarilla y el cardo”, comentó Juan en diálogo con LM Cipolletti.

Por su parte, Carlo explicó que la materia prima que usan para la bebida es cien por ciento autóctona: “Las dos variedades de vino que usamos -cabernet franc y chardonnay- nos las provee Marcelo Miras, la sidra viene de La Delicia y las hierbas y especias, de una cooperativa de trabajo de Cipolletti en la que los productores recolectan las plantas y hacen el secado natural. Son orgánicas y no tienen ningún tipo de químico adherido”.

En cuanto al futuro de Único, sus creadores se muestran optimistas y aseguran que, gracias a su excelente recibimiento dentro del mercado, ya planean expandir su producción y venta. Ya cosecharon decenas de críticas positivas de master sommeliers y se distribuyen tanto en la región como en Buenos Aires, Comodoro Rivadavia y Bariloche.

Por el momento no tienen intenciones de innovar con otros productos, pero aseguran que a esta altura nada está escrito y todo es posible.

$600, el costo que puede tener una botella de Único

--> Un nuevo eslabón en la cadena de sabores locales

Desde las viejas bodegas y el histórico jugo Cipolletti hasta la revolución de las cervezas artesanales, pasando por vodka y el flamante vermouth Único, la ciudad tiene una rica historia de bebidas artesanales y sabores reconocibles.

Las bodegas de vino y sidra que abastecían el Valle fueron el punto de inicio de la tradición y no por casualidad. La mayoría fueron abiertas por inmigrantes que replicaron la producción que conocían en sus países de origen y aprovecharon el desarrollo de las chacras, en su mayoría de manzanas.

La misma fruta que le da sabor a la sidra enganchó el siguiente eslabón de la cadena, el mítico jugo Cipolletti que todavía es recordado en puntos muy lejanos del país. Su llamativo envase y, especialmente, el inconfundible sabor a fruta fresca fueron sus sellos de presentación.

Desde hace algún tiempo, la ciudad alberga cervecerías artesanales muy reconocidas en el mundo de la birra, con premios internacionales a la calidad, como es el caso de Nihilista.

El culto al sabor único y la tradición del trabajo artesanal sumaron luego bebidas menos populares, como el vodka -con la marca Noctua- y el vermouth Único, que tiene una variedad en base a sidra como un guiño a la rica historia de productos cien por ciento locales que conquistaron paladares en el pasado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído