En el mismo punto de partida

Oscar Méndez. Redactor de LM Cipolletti

Afuera de la pelea, Cipolletti vuelve a lidiar con viejos fantasmas. Pero, en un grupo de cinco, haber quedado afuera es un golpe que no condice con la realidad de las instituciones.
Las estructuras del Albinegro se modernizaron, crecieron, pero el fútbol sigue paralizado en cuanto a resultados.
La autonomía económica que la disciplina tabú del club alcanzó nunca dio en la tecla deportiva. Se invierte dinero en refuerzos, condiciones de trabajo, se modifican cuerpos técnicos y crece la convocatoria de público, pero los resultados no aparecen.
Con 3 victorias sobre 11 partidos, las cuentas fueron lapidarias con un conjunto que por iniciativa colectiva sedujo en algunos pasajes, pero nunca terminó concretando. El punto más alto fue ante Independiente, de la mano de los pibes, un bastión del segundo ciclo de Henry Homann.
Ante la baja inesperada de Marcos Carrasco, ganó terreno Juan Strak, Lucas Mellado fue titular y el público bancó a Gustavo del Prete. No alcanzó ni para el consuelo de volver a jugar con equipos de primera división por la eliminación de la Copa ante Sansinena.
Resumirlo todo a la falta de contundencia resulta simplista. Ahora será tiempo de definiciones importantes fuera de la cancha, pensando en una pesada y lejana vuelta que obligará una vez más a reinventarse como una teoría circular en la que el fútbol de Cipo vuelve siempre al mismo punto de partida.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído