Entre goles y "paredes", la historia del Ponchi Muñoz

Albañil, petrolero y figura.

Fabricio Abatte

abattef@lmneuquen.com.ar

Neuquén. “Disculpen que no atendía antes, pero estaba trabajando”, se justifica amablemente Oscar “Ponchi” Muñoz. El goleador de Rincón, el jugador y laburante incansable, el que mete goles y “tira paredes”, en la cancha y en su casa.

Especialista en electricidad, trabajó hasta hace unos años en una importante petrolera de la zona. Y por estas horas anda con todas las luces, justamente, en el campo de juego. “Iba de 7 de la mañana a 7 de la tarde. ¿Cómo llegaba al entrenamiento de las 20? Cansado, pero cuando tocaba la pelota ya se me pasaba todo. Hacía líneas eléctricas, posteos y un montón de tareas cotidianas”, cuenta quien tiene 33 años y 6 hijos, que demandan mucho pero “son todo”.

Te puede interesar...

"Trabajaba hasta hace poco de 7 a 7 en el campo. Ahora, por suerte me estoy haciendo la casita, me ayuda mi mujer".Oscar “Ponchi” Muñoz. La figura del León

Desde hace un tiempo y algún guineo mediante del club que empezó a competir en torneos federales, lo liberaron para que pueda dedicarse un poco más de lleno a la pasión de su vida. “Es cumplir un sueño vivir únicamente del fútbol, levantarme y solo pensar en el entrenamiento . Pero sé que en cualquier momento me llaman del campo y otra vez salgo a remarla, siempre estaré listo y dispuesto”, asegura el héroe en la victoria del fin de semana ante Sapere por la liga local, partido en el que convirtió los tres tantos. Hay otro sueño que está por cumplir el Ponchi: el del techo propio. “Acabo de empezar a hacerme la casa, con mis propias manos. Me doy bastante maña ya que en mis primeros años trabajé como albañil. Peleé mucho para tener un terreno con mi actual pareja y por suerte lo conseguimos. Estamos arrancando. Anduve hoy (por ayer) con la limpieza del lote y esas cosas. Aprovecho las horas libres para meterle con todo a la casita, quiero que mis hijos al fin puedan disfrutarla. Es un esfuerzo muy grande, pero lo que cuesta vale más. Así me enseñaron, así soy”, reflexiona una de las estrellas del León, que se dijo el lujo el año pasado de enfrentar a Newell’s por la Copa Argentina.

El Ponchi la rompe los sábados y se pone el overol todos los días.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído