Entrevista exclusiva a Vero Lozano: "Soy intolerante con los de 'las dos vidas'"

A cara de perro. La conductora regresó a su programa en Telefe y se refirió al enojo con Nicole Neumann, al feminismo y a su descreimiento de la política.

Ya de regreso en el programa que la catapultó entre las conductoras de televisión con más rating y carisma, Verónica Lozano habla de todo y cada vez con menos vueltas para decir lo que piensa. “Me encanta el día a día del programa, pero es intenso. Me preparo todos los días, porque esto no para. Y sale bien porque es un trabajo en equipo”, dice sobre el lugar que ocupa y se ganó, y el que mantiene con trabajo: “Hay que estar muy conectado con la actualidad y con lo que pasa, con todas las noticias; que pueden ser tristes y feas pero que también está bueno visibilizar, como la violencia de género y los femicidios. Hay que hacerlo”.

¿Te gusta más la parte descontracturada?

Te puede interesar...

Me gusta la actualidad, es un desafío diferente. Me gusta que esté esa parte porque también está todo lo que es descontracturado, que es donde me siento muy cómoda y me muevo mejor, con las entrevistas y los invitados.

¿Cuál es para vos el mayor desafío a la hora de renovar un programa? Más aún cuando ya está instalado y es un hecho que la gente te quiere…

La forma es con, por ejemplo, buscar distintas maneras de entrevista. Se trata de buscarle la vuelta al invitado y que sea más personal la entrevista. También creo mucho en lo que puede ocurrir con el trabajo en equipo y que cada uno de los que lo integramos tenga su lugar y se sienta cómodo. Eso para mí es muy importante.

Hablabas de femicidios y violencia de género. Te declaraste a favor de la legalización del aborto. ¿Vos ponés esa agenda en el programa?

La verdad que nos hemos comprometido con todos los casos, y es muy lamentable lo que pasa en las provincias, como ahora en Tucumán. Esta cosa de una iglesia que marca la cancha y un Estado... Es muy injusto, sobre todo la ausencia del Estado. Hay casos en los que es claro que tiene que haber una interrupción del embarazo, pero no se decide a tiempo y se termina haciendo una cesárea; y es el sistema el que termina abusando de esa niña que te dice “quiero que me saquen lo que el viejo me puso adentro”, y que además fue separada de su hogar porque el padrastro abusaba de sus hermanos. Después la llevan a vivir con la abuela, y su novio hace lo mismo. Esto sucede también en Salta… Es un espanto. Eso está en la agenda y lo tratamos, por supuesto. Pero no alcanza…

Muchas veces te enojaste al aire y te plantaste con entrevistados y temas. ¿Pesa más el rating o lo que pensás?

No estoy dispuesta a darle aire a cualquiera y siento que tengo una tarea, como conductora y como mujer. Pero a veces siento que también se nos pide mucho a los que estamos en el colectivo y nos dedicamos al periodismo, y lo cierto es que uno puede vehiculizar, pero cuando se tiene que sancionar una ley, nos encontramos en un punto en donde el periodismo no puede llegar. No podemos asistir a todas las niñas abusadas y mujeres violentadas. Para eso está el Estado.

¿En qué sentís que todavía falta mucho?

La sexualidad está absolutamente atada a la maternidad. Está prohibido el derecho al goce que tenemos como mujer de nuestro cuerpo; ya sea tocándonos o teniendo una relación. Es como un pecado. El hombre sí puede coger y cuanto más coge más macho es. Nosotras, si abrimos las piernas y quedamos embarazadas, “jodete por trola”. La maternidad tiene que estar atada al deseo de ser mamá, porque no es una cuestión meramente biológica y mecánica. Y yo puedo decidir, si no quiero o quiero interrumpir un embarazo, dentro de lo que la ley estipule. Y si vos pensás que yo estoy matando a un hijo y querés castigarme, es problema tuyo. Obviamente que lo mejor es no llegar a la interrupción del embarazo, pero para eso tiene que haber una educación sexual integral. Pero los que están a favor de las dos vidas también están en contra de la educación sexual integral.

¿Te gustaría tener en tu diván a alguna autoridad importante de la Iglesia o alguna persona con la que hayas tenido diferencias sobre este tema?

Sí, yo creo que el diálogo es interesante. Igual, la cosa está tan polarizada que a veces el otro tampoco quiere escuchar. La verdad que no lo pensé, pero en la época de los debates sí se han manifestado las dos voces. Reconozco que a veces yo me pongo muy intolerante, y más con esto de ‘las dos vidas’, que creo que atrasa absolutamente y con que no quiero que nadie decida sobre mi cuerpo.

Puntalmente sobre el programa, ¿a qué persona te gustaría invitar?

Me encantaría traer a Susana (Giménez), por ejemplo, que además es parte del canal. Pero no soy muy cholula. Muchos me preguntan por cuestiones políticas, sobre si quisiera entrevistar a (Mauricio) Macri y Cristinta (Fernández), y la verdad es que no me muero por entrevistarlos.

¿No te interesa la política?

En gran medida siento que somos prisioneros de la política, y no es una cuestión donde yo me sienta empática. Sé que me mienten y que hay todo un discurso muy armado y que es muy difícil atravesar eso.

¿Y si pudieras tener como paciente en tu diván a un personaje literario o de teatro que te encantara?

Ay, ¡me encantaría tener a Simone de Beauvoir! Pienso en personajes así: mujeres como Alfonsina Storni, Juana Azurduy o Evita… Sería muy enriquecedora la charla. Yo aprendería mucho de esas psiquis y esas almas tan agraciadas.

Elogios para Jimena y críticas para Nicole

Sin vueltas, la conductora habló abiertamente del enojo que le produjo el alejamiento de Nicole Neumann de su ciclo. Después de que circularan varias versiones, porque la modelo nunca lo admitió, Lozano fue clarísima: “Se fue porque no tuvo ganas de quedarse si Jimena (Barón) era la conductora”. Y agregó: “Fue una decisión de ella. Nosotros, en la productora, creemos que la ley tiene que ser pareja para todos. El ciclo es de este modo y hay que adaptarse. También es verdad que, si ella no quiere, está en todo su derecho a no asistir. Pero acá hay reglas que ya están establecidas”, dijo Verónica para dar por tierra con cualquier posibilidad de regreso.

Por otro lado, tuvo solo halagos para quien fue su reemplazante: “Con Jimena el programa se

vio bárbaro y midió muy bien. Ella nunca había conducido y lo hizo hermosamente. Lo hizo fantástico”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído