Entrevista a Rifle Varela: "no quería volver a la TV haciendo cualquier cosa"

Renovado. Después de su salida de TN, el periodista regresa con Los titulares, ciclo deportivo y cultural que tendrá su debut el 3 de junio por la TV Pública.

Por Paula Bistagnino - Especial

Todavía se está armando la escenografía y se vienen los ensayos antes del debut, pero ya está todo listo para la vuelta de Juan Manuel “Rifle” Varela a la TV diaria con Los titulares: un programa deportivo cultural por La Televisión Pública que va a tener debates, entrevistas, notas históricas y, sobre todo, una faceta nueva del periodista, que además es el productor de contenidos. “Me encanta lo que voy a hacer porque de alguna manera me fui de TN para hacer otras cosas. Y esta es una apuesta muy diferente y que sólo se puede hacer en un canal en el que pensás más en la calidad de lo que vas a ofrecer que en el rating”, dice el Rifle.

Te puede interesar...

El ciclo -producido por Gotama- va a salir de lunes a viernes a las 21 y va a tener sentados a la mesa -en distintas secciones- al filósofo y escritor Santiago Kovadloff, al actor Miguel Ángel Rodríguez y al periodista Hugo Balassone, además de una mujer que todavía no se definió quién será. Además de la participación de deportistas y ex de diferentes disciplinas que van a estar haciendo notas “en primera persona”: ya grabaron con José Meolans, Leopoldo Jacinto Luque y Adrián “Chino” Yacopini.

Tardaste más de lo que se esperaba en volver. ¿Fue una decisión?

Pensé que iba a volver antes a la televisión diaria. Estuve a punto de hacer un noticiero en un canal de aire el año pasado, pero al final se cayó y quedé un poco huérfano. Me llegaron muchas propuestas al principio a las que dije que no y después ya no llegaban tantas. Pero en ese tiempo fui viendo también las cosas que haría como las que no. Y cuando apareció esto, no dudé.

Después de la salida de TN parecía que ibas a ir hacia otro tipo de conducción, pero insistís en el periodismo…

Cuando me fui dijeron un montón de cosas: que me iba a ir a Telefe, que iba a conducir el noticiero de la noche, que me había peleado con compañeros, que me había enojado con el canal. El tiempo demostró que nada de eso pasó. Y que me fui por las razones que me fui, que me alejaba porque quería otras cosas. Pero a mí me gusta el periodismo y si bien no descarto que en unos años pueda hacer algo más vinculado al entretenimiento, sentí que no era ahora. De alguna manera creo que hubiese sido un mensaje erróneo. Me falta todavía, y creo que va a pasar, en el corto o mediano plazo, conducir un noticiero.

¿Te ofrecieron un programa de entretenimientos?

Sí, me ofrecieron de todo. No soy obtuso. Va a llegar, pero no ahora.

Seguro te ofrecieron muchas veces ser panelista...

Tres millones de veces me lo ofrecieron, de un montón de programas. Y las productoras se enojaban porque les decía que no, como que era una falta de respeto. Pero me parece que es parte de cómo se está bastardeando la profesión: muchos están en la televisión por el sólo hecho de estar y no se cuestionan si el producto es bueno o malo, si uno puede crecer o no, si quedan bien parados o no. A mí la televisión me encanta pero no me vuelve loco como para hacer cualquier cosa. Después, me pueden salir mejor o peor las cosas que hice o que voy a hacer. Pero, sin faltarles el respeto a los que lo hacen, no quiero sentarme en una banqueta a hablar de cualquier cosa.

¿No te agotaste de lo deportivo?

Es que este programa traspasa el deporte, que muchas veces no va a ser más que la excusa o el disparador para hablar de cosas culturales, sociales, históricas o de actualidad. Y está pensado para un espectador que no es el típico futbolero. Está más pensado para mi vieja: voy a hacer un programa con la responsabilidad de saber que es horario central de la noche en el canal público que, lamentablemente, a muchos lugares del país es el único que llega. Soy muy consciente de eso y de la responsabilidad que implica. Por eso salimos de la Capital Federal y el Conurbano, tenemos historias federales, que trascienden la geografía. Por eso viajé a Viedma y a Mendoza, hicimos una nota en Río de Janeiro con una persona que está trabajando allá… Obvio que me gustaría que nos vaya bien y que mida bien. Pero no es esa la responsabilidad de la televisión pública.

Cuando dejaste TN estabas con dos psicólogas para tomar la decisión…

Iba a dos psicólogas porque trabajé mucho el estar convencido y seguro de que me quería ir del canal de la manera que me quería ir. Pero no podía ir a renunciar a una oficina. Estuve 16 años con muchos momentos en los que pasaba más horas del día que en mi casa.

¿Te arrepentiste?

No, no. Es muy difícil de entender para otros, porque mucha gente quisiera estar ahí, porque es un lugar aspiracional. También me pasaba que había gente que me decía que le gustaba lo que hacía pero que no me podía ver porque estaba en ese canal. Para mí igual ya es una decisión del pasado. Es algo muy personal el balance que uno hace. Y mientras muchos me decían que cómo me iba a ir en el mejor momento, pensaba en que capaz por estar en esa ola me estaba perdiendo otra. Ahora estoy produciendo y siento que trabajo para mí. Antes sentía que trabajaba para otros.

¿Qué recuperaste con la salida de TN?

Puede parecer una pavada, pero recuperé volver a cenar en una mesa y eso es un cambio cotidiano tremendo: poner la mesa, preparar la cena, comer sentado, mirar tele, lavar los platos. Durante muchísimos años no tuve eso. Sólo a veces me escapaba del canal a la casa de mis viejos, de Constitución a Lanús -media hora de viaje en auto-, cenaba 40 minutos y volvía. Y además me dediqué mucho más a mí y a la radio, que era algo que también lo quería hacer. Y me puse mucho más con el libro que estoy por entregar a Random House, “El atlas del Tursimo Carretera”.

En este tiempo alejado de la TV, ¿te relajaste un poco con la estética?

(Se ríe) No, no. Capaz fui un poco menos a la barbería, pero sigo muy meticuloso con el tema. De hecho fui bastante más al gimnasio, así que cero relajado. A tal punto que por contrato no me pueden vestir, así que la responsabilidad de cómo salga vestido es exclusivamente mía.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído