LMNeuquen ladrón

Entró a robar por la chimenea y quedó atascado

Un ladrón entró a robar a un kiosco que funciona en una casa por la chimenea, pero se quedó atrapado y tuvieron que sacarlo con la Policía.

La inseguridad genera episodios violentos, dramáticos. Después de un par de meses en los que el delito bajó al compás de la estricta cuarentena por la pandemia de coronavirus, la calma quedó atrás y en las últimas semanas los episodios de robos violentos crecieron, con justicia por mano propia en el centro de la escena. Pero esta vez el robo a un kiosco ubicado dentro de una casa terminó en un episodio particular, con el ladrón atascado en la chimenea, "salvado" por la Policía que acudió al rescate del desafortunado delincuente.

Un grupo de efectivos de la Comisaría 18va. de Albardón debieron trabajar arduamente para rescatar a un sujeto que, con intenciones delictivas, intentó ingresar a un kiosco de la Villa San Miguel, en San Juan, a las tres de la mañana a través de la estufa a leña tipo chimenea. Sin suerte, para fortuna del dueño del local.

Te puede interesar...

ladron3.jpg

Al tratar de ingresar, el hombre, que portaba un cuchillo, quedó atascado en la chimenea y sus intentos por zafarse resultaron inútiles, por lo que no pudo entrar al kiosco ni volver sobre sus pasos para trepar y salir de la chimenea. Al no quedarle otra alternativa, comenzó a gritar para que los propietarios de que iban a ser robados pasen de víctimas a salvadores y lo ayuden a salir de ahí.

El ladrón permaneció un largo rato allí ya que la única persona que se encontraba en la casa en ese momento era un hombre de 72 años que tiene problemas auditivos, por lo que no alcanzó a escuchar los gritos de auxilio del poco hábil ladrón.

Cuando los vecinos por fin lograron escuchar los sonidos que venían desde el interior de la chimenea, llamaron a la Policía, que halló al hombre (identificado como Claudio Gurli) atascado y sin poder salir por sus propios medios.

ladron2.jpg

Personal de la comisaría 18° de Albardón y de Bomberos llegaron al lugar para tratar de rescatar al delincuente atorado. Tras algunos minutos de trabajo, los efectivos pudieron sacarlo y aprehenderlo bajo la sospecha de tentativa de robo.

“Cuando llegamos se le veían las patitas colgando”, sostuvo una alta fuente de la Policía a Tiempo de San Juan. El delincuente tiene varios antecedentes por robo, hurto y expedientes por amenazas. Es oriundo de Villa San Miguel y se dedicaba a robarle a los propios vecinos.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

2% Me interesa
88% Me gusta
4% Me da igual
2% Me aburre
4% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario