Escándalo por las declaraciones del hijo de una fiscal acusado de abuso

Rodrigo Eguillor dio su versión a través de las redes sociales y sus palabras generaron polémica.

Rodrigo Eguillor, de 24 años, aprovechó la masividad de las redes sociales para hacer su descargo respecto de una causa penal, en la que se lo investiga de abuso sexual tras un hecho denunciado el pasado 15 de noviembre.

La víctima denunció que el joven, hijo de la fiscal de ejecución penal de Lomas de Zamora Paula Martínez, la insultó cuando se negó a mantener relaciones sexuales sin preservativo y le negó la posibilidad de salir del departamento porque "tenía que volver un amigo con la llave".

Te puede interesar...

Según lo que figura en la causa, la pareja se encontró en una vivienda en un departamento de Independencia y Piedras. La víctima buscó huir por el balcón del tercer piso de la casa, lo que alertó a los vecinos, mientras el la tomó del cuello simulando salvarla de un intento de suicidio.

El expediente, caratulado como "averiguación de delito", establece que el abuso ocurrió cuando ingresaron nuevamente a la casa. Luego, otras jóvenes sumaron denuncias similares.

Embed

Eguillor usó su perfil en Instagram para aclarar la situación y generó una fuerte polémica. Fumando un porro, en su descargo cita algunas partes de la causa judicial y detalla lo sucedido como un hecho donde la joven intentó suicidarse y ahora sigue un tratamiento psiquiátrico.

Sin embargo, la polémica se da por los términos con los que el acusado se expresa. Trata a la denunciante de "gato" del conurbano que solo "quería sacarle la plata", "flojita de tanga" y se define como un pibe de "bien y fachero".

La madre del acusado, la fiscal Martínez Castro, dijo "no tener ninguna voluntad" de ser vinculada al escándalo, según publicó Infobae. "La Justicia deberá accionar como debe", aseveró.

Embed

En un segundo video, Eguillor insistió con su inocencia y señaló: "Yo fui el que estaba en pelotas abajo de la lluvia ese jueves 15 de noviembre, yo fui el único que la salvó, fui el ángel, le salvé la vida. Cuando la agarré del cuello, porque se me patinaba, yo era el que le decía al oído que nos íbamos a ir al Caribe, a Europa, para distraerla. Pero no, se quería tirar".

"Nunca en mi vida tuve ni medio problema para estar con una piba. Mirá si yo voy a necesitar con esta baby face violarme una mina, encima a esa mina…",dijo.

"La mina ni se murió. La mina debe estar en la casa, en La Horqueta de San Isidro, en el Principado de Mónaco, comiéndose un caviar, diciendo "mirá a este forro que están escrachando en todos lados" y yo me la estoy fumando acá", agregó el joven.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído