Esperan el fallo por el crimen del penitenciario

La definición más crítica del caso es determinar si existió emoción violenta o si fue un crimen planificado. El lunes se da a conocer la sentencia.

Neuquén
La fiscalía y la defensa del policía que asesinó de 14 tiros al penitenciario, al verlo con su ex, alegaron que se trató de un crimen atenuado por la emoción violenta. La querella de la familia de la víctima sostiene que hubo alevosía.

La calificación del crimen sigue siendo el tema de debate. Ayer, en los alegatos, quedó en claro que esto lo deberán resolver los jueces que el lunes al mediodía darán a conocer el fallo.

El jueves 27 de junio de 2013, el policía Antolín Cerda vio a su esposa, con la cual estaba reconstruyendo la relación, pasar en el auto del penitenciario Lucas Ibáñez. Cerda los siguió en un taxi y cuando se estacionaron en Fotheringham al 600, bajó e increpó a su esposa que acababa de ser besada por Ibáñez que soltó su carcajada, de acuerdo con los relatos que surgieron en el juicio. En ese momento, Cerda sacó su arma reglamentaria y le descargó 14 tiros a Ibáñez.

La querella, a cargo de Gustavo Olivera, explicó que "Cerda estaba al tanto de la relación entre su esposa e Ibáñez, no fue una sorpresa verlos juntos. Podría haber actuado de otra manera, pero en realidad lo que él quería era eliminar a su contrincante para quedarse definitivamente con su mujer".

En tanto la fiscalía y la defensa se basaron en los dichos de forenses que aclararon que Cerda venía acumulando emociones negativas a causa del triángulo amoroso. "Ese día, Cerda sufrió un desborde emocional, porque una cosa es sospechar y otra es vivirlo en carne propia", indicó el informe forense.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído