El clima en Neuquén

icon
31° Temp
26% Hum
La Mañana Artistas

"Estoy más sentimental y humanizado con el público"

Leo García. Renovado. El cantautor, que llega el jueves a Mood, se refirió a su cambio artístico y destacó el valor que hoy tiene el escenario.

Leo García llegará a Mood (Ministro Gozález 40) el jueves, en medio de una gira que el cantautor inició en Córdoba con seis shows consecutivos. Previo a su arribo a la capital neuquina, el músico contó cómo fue su experiencia pandémica, que le dio un giro a su vida: trasladó su casa de barrio Belgrano a la localidad de General Rodríguez para encontrarse con la soledad y componer más de 50 canciones. Leo adelantó también parte de su show, se refirió a sus polémicas declaraciones contra la música urbana y reveló que conserva una canción inédita con Gustavo Cerati que se gestó antes de la última gira del ex Soda Stereo. El tema estará dentro de una nueva plataforma (NFT) que, según García, “es el futuro”.

¿En qué estás artísticamente?

Te puede interesar...

En el inicio del mes comenzamos con una gira por Córdoba con seis fechas continuas y antes ya lo había hecho en Buenos Aires con dos fechas en un solo día. El miércoles estuve tocando junto con Javier Malosetti, que fue un éxito maravilloso. Y ahora el 2 estaré en Mood, que es cuando comienza la parte más seria de mi trabajo porque uno comienza a trasladarse a otro lugar. Por suerte recuperé eso, pero sigo paciente.

¿Cómo atravesaste la primera etapa de la pandemia, que fue la más dura?

Nunca fui de quejarme porque esto se había frenado. Sabía que no era tan anormal y me dediqué a grabar y hacer otras cosas. Con esa paciencia, todo se está acomodando de un modo justificado. Estoy muy bien porque en ese periodo que no se podía tocar sabía que tarde o temprano se iba a hacer. Por eso fui preparándome y grabando mucho. Fui tramando dentro de mí un nuevo Leo García o una nueva versión de mí mejorada. Mucha más madura y acertada a la hora de cantar y tocar. Mis vínculos musicales fueron creciendo mucho, por eso toqué con Malosetti. Fui saliendo del pop básico y metiéndome más a la del músico prodigioso. Y para eso había que practicar muchísimo. Todo este tiempo fue eso, practicar, grabar, mejorar la performance con guitarra, computadora. No descuidé nunca eso porque sabía que cuando apareciera el escenario iba a ser mi gran oportunidad para mostrarme renovado. Que no es solamente cantar con la guitarra, sino empatizar con el público. Tengo 50 años y soy una persona que tiene un montón de experiencia vivida. No es que estoy esperando ser aceptado, porque la gente ya me eligió y ahora es hora de contar qué es lo que me ha pasado en la vida. Es un buen momento para ser agradecido y aprovechar al máximo el escenario. Estoy más sentimental y humanizado con el público. Los más importante es el público, porque no tendría sentido armar un show, ensayar o pensar con qué canción conquistarlos. Creo que es todo para mí.

p25-f1-cultura(SCE_ID=543226).jpg

Fui preparándome y grabando mucho. Fui tramando dentro de mí un nuevo Leo García o una nueva versión de mí mejorada”.

En esta etapa también has dado un giro a tu vida...

Estoy muy tranqui, me mudé, no vivo en Capital, vivo en provincia, en General Rodríguez. Vivo muy solo. Estoy manteniéndome más con el tema de hacer ejercicio, pero siempre fui así, por más que me permití hacer de todo en la vida. Si me veía derrumbado no me gustaba. Volví a hacer dieta y algún retoque me hice, que me parece muy clave para el artista; si no, no me dan ganas de mostrarme en escena. Me hace muy bien mentalmente y todo el mundo sabe que tarde o temprano es bueno cambiar el hábito alimenticio porque el cuerpo se va cayendo. Y quiero aprovechar al máximo esta vida para hacer un carrera que sea ascendente por más que haya pertenecido a una camada musical. Mi objetivo por crecer está más poderoso que antes porque ahora estoy más paciente y detallista. Soy mucho más consciente y sé cómo la industria me corresponde y cuándo no. Sé respetar los tiempos de todo esto, y de ser muy agradecido de cada escenario o propuesta.

En tus redes has subido versiones de temas del rock nacional. ¿Eso va a estar presente en tu show en Neuquén?

Sí, totalmente. Muchas cosas que subo a Instagram son ensayos, por eso no suenan bien. Pero me permito hacer eso porque es mi estilo de comunicarme. Me abrió mucho la cabeza hacer canciones que antes no cantaba. Ahora hay un gran contenido de eso sin dejar mis canciones más conocidas, que es lo que me representa. Si hay algo que entendí es que uno es lo que se repite. Yo ya soy esto y estoy agradecido de serlo. Mi vínculo con Gustavo Cerati siempre está porque siempre en escena lo cito mucho a él. El rock nacional está presente porque es de donde provengo y me parece súper colaborativo dentro de lo cultural para continuar con esa vertiente. Aunque nos invadan las modas y las músicas de otros continentes, yo voy a estar poniéndole el pecho y la bandera a mi música.

“Pasará, pasará” se gestó en pandemia. ¿Cómo se dio la versión con León Gieco y la otra con Natalia Oreiro, Benito Cerati, Celsa Mel Gowland?

Fue impresionante. Hay una versión single que la canto solo, otra que es la versión video que la toco con León, y otra versión clip que es una suerte de “We are the World” vernáculo que lo produjo Lito Vitale con todos aristas nuevos, Natalia Oreiro, Benito, Miss Bolivia. Fue hermoso porque era el momento más cruel de la pandemia: no sabíamos si esto era de verdad y estábamos llenos de duda. El único lugar que llegué a utilizar de casa fue el cuarto con la TV, la cama, una mesa y la computadora. No salía de ahí y mi cuerpo se estaba como congelando. Entre medio de todo eso salió “Pasará, pasará”, y después fue León quien tramó el video. Luego fue emocionante ver la difusión ante todo lo que pasaba. Es una canción de dolor ante toda esa incertidumbre.

p25-f3-cultura(SCE_ID=543228).jpg

Me vino la oferta de poder inaugurar la plataforma de NTF que es el futuro. Y para eso tengo un tesoro musical inédito junto a Cerati”.

Con León tejiste una relación muy cercana en los últimos años. ¿Cómo se dio ese vínculo?

Compartíamos la misma compañía discográfica (EMI-Odeon) y lógicamente León era el rey de esa compañía. Siempre nos cruzábamos. El 8 de octubre se hará un festival del Día del Estudiante Solidario (fue inaugurado por Luis Alberto Spinetta) y me invitaron para cantar junto con Léon. Fui al estudio y elegí “Dice el inmigrante”, que es una canción que nunca cantó. Él se emocionó y desde ahí comenzamos a hacer una amistad. Después comenzamos a comunicarnos por Whatsapp y le conté que tenía el proyecto de hacer un disco homenaje a él con otros artistas, y se plasmó una amistad maravillosa. Para mí fue muy importante porque siempre tuve grandes maestros. Tuve a Gustavo (Cerati), a Lito Nebbia que me produjo un disco estupendo, y ahora pasa algo similar con Gieco. Nuevamente cuento con un gran padre musical, siempre estoy ahí.

Hay también como una figura paternal...

Que no te quepa ninguna duda. Al estar solo, porque no tengo a mis padres vivos, en la soledad se volvía todo más sensible. “Pasará, pasará”, dice “Oigo la voz de mi mamá, oigo la voz de mi papá que me acompaña, cuando me encuentro en la soledad”. Entonces cuando se lo pasé a él, le conté lo de la letra y le dije que mis padres no estaban vivos. Después, para el Día del Padre me llamó para decirme que me quería y para mí fue un gesto impresionante.

Hay una canción inédita que hiciste con Gustavo Cerati y que tenés pensado lanzar por una nueva plataforma (NFT).

Estuve grabando más de 50 canciones pensando en hacer un vinilo y diez iban a ser seleccionadas. También pensé en subir a Spotify hasta que me vino la oferta de poder inaugurar la plataforma de NFT, que es un formato que se viene para el futuro. En el resto del mundo se está usando y es un formato que te permite comprar tus programas, obras, de un modo que pasa a ser tuyo. El comprador puede asegurarse de que lo que compró es una pieza única, que no habrá otra igual. Se usa más para el arte digital. Y en ese caso tengo un tesoro musical que es una canción que hicimos con Gustavo en una grabación inédita en donde ambos cantamos con guitarras. Cuando se lo mostré a la compañía, superó al resto de las canciones porque es muy fuerte escucharlo y te emocionás. Y ahí me ofrecieron que la canción sea el single argentino en ese formato (NFT). Es un modo de anticiparme a lo que vendrá. Otros artistas que están son Babasónicos, Bizarrap y Messi. La canción será el primer single que se va a lanzar en Latinoamérica.

Hiciste fuertes declaraciones en desacuerdo con los artistas de trap y reguetón. ¿Seguís sosteniendo tus dichos?

Fue una expresión rápida. Me gusta todo tipo de género musical y soy muy amplio. Me gusta ser controversial y cuando la manada va para un lado, me gusta decir “son una manada”. Es eso. Somos seres humanos y tenemos que pensar bien. Se me trató de xenófobo y fue horrible. No contesté a eso porque hoy en día la comunicación debe ser controversial hasta cierto punto. Me parecía que correspondía como cantautor argentino decir “muchachos, nos estamos yendo a la mierda”, porque en este país lo único que se escucha es “ya tu sabes” con un ritmo que no nos pertenece. Tuve el apoyo de otros artistas. Pero fue decir algo que muchos teníamos adentro y no nos animábamos a expresar. Hoy, por “decir” algo, los detractores te tratan con la peor denominación. No me gusta que invadan nuestra cultura y que la gente le preste más atención al que viene de afuera. Por lo menos a mí me libera decirlo y me compromete a ser mejor.

p25-f2-cultura(SCE_ID=543227).jpg

L-Gante se ha trasformado en un fenómeno de esa movida. ¿Qué visión tenés?

Me gusta porque es argentino y somos vecinos porque es Rodríguez. L-Gante lo que hizo fue transformar esa movida trapera en una cumbia nueva, renovada, y no utiliza paradigmas latinos. No hace un acting porque es verdadero. Igual, no deja de ser una moda y no creo que él pueda cambiar la música argentina. Yo también fui moda en el año 2001, y todo lo que es moda va por ese lado. Si hablamos de lo urbano, con Miss Bolivia hicimos “Tomate el palo” que fue un megaéxito.

¿Te gustaría hacer dueto con algún artista del trap o el hip hop?

Sí, de hecho estoy hablando mucho con El Doctor (exponente de rap villero) para hacer algo juntos. Lo mío es cantar. Pero si hablamos de rap o hip hop, es música que escucho desde la década del 80. Ponerme pantalones anchos y gorrita para atrás lo podés ver en la tapa de mis primeros discos. No me asombra para nada la música de ahora. Yo escuchaba Buthan Clan, Missy Elliot, De la Soul, un montón de artistas que quizás los pibes de ahora no saben quiénes son. Y ellos inventaron la movida. Cambian los nombres, pero el sendero es ese. Llegamos tarde en la Argentina, eso pasa, porque en Estados Unidos ya pasó. Es una moda tardía.

Eras amigo de Palo Pandolfo. ¿Cómo te pegó su partida y la de otros artistas?

Me desconcertó muchísimo. Pasé varios momentos con él. Hicimos un ciclo de siete shows. Nos fue bien. Para hacer esos shows tuvimos que ensayar mucho, siempre era una persona grata de encontrar. Cuando te enterás de que se va alguien así, te agarra un vacío total. Era de esos poetas que no existen. Se suma a la lista de artistas brillantes como Rodolfo García, Rosario Bléfari, Gabo Ferro y Willy Crook, Pil Trafa. Uno se siente triste y es confuso. Pero nos sentimos impulsados por seguir.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario