Ex colaboradores de Murúa acusan de violento al DT

Tardella, Maripil y Curtis cuentan que se fueron del Rojo por maltrato. Luis da otra versión.

La polémica semana de Independiente no da respiro. Desde el domingo que estalló el escándalo ante Roca por la mala inclusión de Artaza hasta la fecha, se vivió un día más caliente que otro en el Rojo. Ahora, tres ex ayudantes de campo de Luis Murúa salieron a denunciar malos tratos del ex entrenador del club, razón por la cuál decidieron marcharse en su momento. El técnico apuntado, en tanto, le bajó el perfil al asunto.

“En un viaje a Madryn, Murúa me empezó a tratar mal de la nada, a decir barbaridades. Llamé a mi familia y le pedí que me sacaran pasajes para volverme pero el profe Gastón Curtis me pidió por favor que lo piense y no me vaya. También renunciaron Curtis y Maripil por lo mismo. Yo aguantaba, hacía 10 años que estaba en el club y había que poner el hombro en un momento complicado. Un día estábamos practicando y también me trató mal, luego un dirigente me informó que iba a dedicarme a la reserva en el proyecto de Murúa y en la Primera iba a estar Bucarey. Le dije a Juan Carlos Muñoz ‘no quiero estar en la reserva’, Murúa se enteró y por la noche me mandó audios diciéndome barbaridades. No los voy a difundir, pero con amenazas violentas”, confesó a LMN Fabián Tardella, quien supo ser entrenador interino antes de la llegada de Murúa.

Te puede interesar...

P28-F01B-colaborador-dt-murua.jpg

“Al otro día me llamó varias veces, ‘volvé que te necesito, perdóname me equivoqué’. Le dije que no ‘por los malos tratos tuyos’. Hablé con Gastón Sobisch y le dije que daba un paso al costado con todo el dolor del alma, me iba por un tipo que sabe de fútbol pero está hace un mes en el Rojo. Yo ya no disfrutaba, llegaba mal a mi casa, mi hijo me lo decía. Antes era de reaccionar pero tuve muerte súbita y ahí cambié”, agregó el actual entrenador de Sapere.

Por su parte, Maxi Maripil, también ex ayudante de campo, aseguró que “yo no sufrí directamente violencia de su parte pero se manejaba con soberbia y prepotencia y preferí irme para no tolerarlo y en solidaridad con mis compañeros”. En tanto, el profe Curtis avaló lo anterior y cuestionó las “formas impresentables y los malos tratos” de Murúa.

La versión de Murúa

“Pasó que no nos adaptamos mutuamente. Discusiones que tienen todos los cuerpos técnicos. Pero yo no lo llamaría malos tratos ni violencia, soy intenso, sabemos cómo se vive el fútbol. Si no cuando un equipo sale a la cancha y recibe algún insulto, ¿qué sería eso, violencia? Son situaciones de este deporte. Pero que me denuncien. Igual, eso es pasado, no sé por qué viene al caso ahora”, se defendió el ex entrenador. Al Rojo vivo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído