Fariña habló y rige secreto de sumario

El juez Casanello inhibió a la empresa aérea en la que transportaban el dinero.

Buenos Aires
La Justicia inhibió ayer los bienes de la empresa aérea Top Air, propietaria de los aviones que transportan al empresario Lázaro Báez y de la que también es accionista; mientras que el mediático Leonardo Fariña prestó una extensa declaración indagatoria ante el juez Sebastián Casanello, en el marco de la causa en que se investiga el presunto lavado de dinero en la financiera conocida como La Rosadita.

A salir Todos los periodistas que cubren el caso Báez tuvieron que desalojar la sede de Tribunales.

Fuentes judiciales informaron que el magistrado tomó la decisión de inhibir los bienes de Top Air durante la larga jornada judicial en la que además reimplantó el secreto de sumario en la causa por supuesto lavado de dinero.

Ese paso anticipa habitualmente la orden de allanamientos y medidas de prueba que podrían malograrse sin la reserva necesaria.

Fariña, cuyas denuncias sobre el transporte de bolsos con dinero desde Santa Cruz dieron origen a la causa judicial, comenzó a declarar 10:30 en el despacho de Casanello ante la presencia del fiscal Guillermo Marijuán.

El mediático personaje se encuentra detenido desde hace dos años por otra causa de lavado de dinero en la que ya le fue denegada la excarcelación.

A última hora de la tarde el cuarto piso del edificio fue cerrado a los periodistas que montan guardia tanto dentro del tribunal como en la puerta mientras trascendían versiones de la alerta del grupo operativo de la Policía Federal que habitualmente colaboró con el juez.

La empresa de taxis aéreos Top Air pertenece en un 51 por ciento a otro de los imputados en la causa por presunto lavado de dinero, Walter Zanzot, quien aparece en el video donde cuentan dinero.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído