Fue a soplar las velitas y terminó con perpetua

Alexis Obreque Varas estaba prófugo por un crimen y lo atraparon cuando fue a festejar el cumpleaños de su hijastro en una toma de Parque Industrial.

Neuquén.- La paciencia es una virtud del grupo de recaptura de la Policía. Con todos los datos necesarios, esperó que Alexis Obreque Varas llegara a la casilla de su hijastro y lo detuvo después de casi dos meses prófugo. El detenido, junto con Gabriel Castillo (25) y Mariano Canale (29), fue condenado a prisión perpetua por el crimen de Daniel Arias, en enero de 2013.
Cerca de las 15:30, el Gordo Pedro, como lo apodaban, llegó a la casilla en la que vive un hijo de su pareja en la toma Ruca Antú de Parque Industrial. La Policía lo sorprendió y no tuvo alternativas más que entregarse.

Obreque Varas quedó detenido y hoy se hará una audiencia en la que se lo notificará de que debe cumplir con la pena de prisión perpetua.

La detención se dio pocas horas después de que a sus cómplices, Castillo y Canale, se les ordenara que debían comenzar a cumplir la misma pena, una orden que dio la jueza Raquel Gass.
El hecho por el cual fueron juzgados y condenados ocurrió el 8 de enero de 2013, cuando los tres hombres llegaron a la casa de la víctima, a quien apodaban el Pescador.

Mientras el chofer esperaba en el auto, ingresaron a una vivienda y lo acribillaron.
En el lugar se encontraba una mujer, que se encerró a tiempo en el baño y se salvó de ser atacada por los asesinos. Fue quien declaró que el móvil sería una relación clandestina entre Arias y la mujer del Gordo Pedro.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído