Gargantas rojas de tanto gritarlo sobre la hora

Independiente venció 1 a 0 a Sol de Mayo en el final y respira.

POR FABRICIO ABATTE / abattef@lmneuquen.com.ar

El árbitro mira su reloj y se lleva el silbato a la boca. El tiempo de descuento expira. Va a ser empate. Independiente busca la heroica en la última. Parte el bochazo largo para ese guerrero llamado Manolo Berra. El alma del equipo, el emblema, el que al estilo Schiavi en Boca en la era Bianchi se fue a jugar de 9 en los 15 finales consciente de que lo único que servía era ganar.

Y el capitán, al que minutos antes el arquero Leo Torres le había sacado una bocha imposible, salta con un rival, se impone con todo su amor propio en las alturas y habilita al ingresado Hernán Azaguate, que emprende una solitaria e interminable carrera hacia el arco rival. Son segundos pero se hace eterna la acción que paraliza los corazones en La Chacra, de ese público que en la mala fue a bancar al Rojo.

Te puede interesar...

Del suspenso al éxtasis por la buena definición del ex Centenario, el mismo que había perdido el puesto por “un bajón”, como le cuenta a LM Neuquén, pero que le sacó el jugo a esta nueva oportunidad.

El ingresado Hernán Azaguate fue el héroe en la emotiva tarde de La Chacra. El Rojo ya piensa en Cipo.

Mueve Sol de Mayo y no hay tiempo para más. Final del juego. De un partido memorable, no tanto por su desarrollo sino por su desenlace. Así de milagrosa. Así de sufrida. Así de increíble fue la primera alegría del Rojo en la zona 1 del Federal A.

p39-f03-independiente-neuquen-sol-mayo.jpg

Una victoria de película que le da tranquilidad y aire al equipo y a su entrenador Diego Trotta, que acalla los rumores que había en torno a su futuro y en especial que llena de confianza a Independiente para lo que se le viene, nada menos que el clásico en La Visera ante Cipolletti el próximo fin de semana por la octava fecha (en la séptima tiene libre).

Cambios y triunfo merecido

Trotta buscó dar un golpe de efecto con los cambios para este partido. Movió la estantería, en parte por algunas bajas obligadas (Klusener, Villa) y otro tanto por bajos rendimientos. Martín Ramos entró en el medio, Valenzuela volvió tras la expulsión, el pibe Canale tuvo su chance de entrada y respondió.

No le salieron las cosas al tanque Alejandro Ortiz, pero en líneas generales Independiente redondeó un buen partido y si bien el conjunto de Viedma manejó mejor la pelota, se lo ganó con justicia, ya que dispuso de las más claras. Y un día salió el Sol para Independiente.

p39-f02-Hernan-Azaguate-independiente-neuquen.jpg

--> “Un gol soñado y ahora a pensar en Cipolletti”

Si a Hernán Azaguate le decían que su primer gol en Independiente iba a ser así, sobre la hora, para darle una victoria sumamente necesaria a Independiente no lo habría creído.

“Lo pudimos ganar, el equipo se esforzó, metió, corrió durante todo el partido. Gol soñado, más que contento por el grupo, se lo merecía”, señaló el hombre que desató una fiesta en La Chacra a LM Neuquén.

Más allá del presente adverso y de las versiones que circularon en la semana, el atacante destacó: “Nosotros entramos con la mentalidad positiva, sabíamos que tarde o temprano se iba a dar. Ahora a pensar en la semana, el partido que se nos viene con Cipolletti que va a ser muy importante”, comentó el ex goleador de Centenario.

Azaguate admitió que tras arrancar como titular en el certamen “tuve un bajón pero uno quiere volver con más fuerza. Agradecerle a mi familia que me vino a ver”, expresó con las pulsaciones a mil aún, recién terminado el partido.

Sobre el final, Azaguate coincidió con Jeldres, el ex Maronese, a quien no hace mucho enfrentó en Lifune y también en Federal C. “Los minutos finales jugamos juntos con Seba, tiene la mejor onda, siempre tira para adelante”, elogió el muchachito de la película.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído