Gitanos lo estafaron en $84 mil en la venta de una Hilux

La víctima es de Villa Mercedes. Logró que le devolvieran $96 mil.

La estafa parece repetirse infinitas veces. Si bien los delincuentes cambian algunos detalles de la maniobra, logran engañar a las víctimas y sacarles dinero por la supuesta venta de un vehículo. Esta vez, un hombre de la ciudad de Villa Mercedes fue estafado en 84.000 pesos en la compra de una Toyota Hilux.

A principios de 2017, un hombre creyó haber visto una oportunidad única. En el portal OLX habían publicado una Toyota Hilux modelo 2016, con unos 1500 kilómetros, en 470 mil pesos.

Te puede interesar...

“En ese momento, nueva salía más de 600 mil. Me contacté con una persona que se identificó como Carlos Costich y acordamos que le daba mi auto más 180 mil pesos”, explicó el hombre a LM Neuquén.

Así fue que el domingo 22 de enero de 2017 viajó junto a su esposa a la capital neuquina y se hospedaron en un hotel. “Carlos nos invitó a comer a su casa, nos vino a buscar su hijo -les dijo llamarse Nicolás y después Walter- en un Vento. Cuando llegamos a la casa, en Independencia al 2000, nos dimos cuenta de que eran gitanos y me puse nervioso”, contó la víctima, y agregó que el hombre, al notar su preocupación, le aclaró: “Sé que nosotros tenemos mala fama, pero yo no soy delincuente como los otros. Tengo todos los papeles, mañana vamos y hacemos todo”.

Con la duda que lo perseguía, al volver al hotel les consultó a dos personas si conocían a su futuro vendedor. Ambas le respondieron que “hay gente que ha tenido malas experiencias y otros que no”.

“Cuando me devolvió esa plata, tenía una luz de esperanza. Capaz había pensado mal y era cuestión de esperar lo otro”, dijo la Víctima, vecino de Villa Mercedes, san luis

Así, al día siguiente, el puntano volvió a reunirse para concretar la compra. Firmaron un boleto de compraventa, la víctima entregó 180 mil pesos y fue al Registro del Automotor con el hijo de Carlos mientras este iba a la concesionaria por unos papeles que faltaban.

“Ahí empezó el cuento del tío de que la factura necesitaba 24 horas de la concesionaria. Casi cerraba el registro y no aparecía. Nos habían estafado”, recordó.

Volvió a la casa del estafador para exigirle la devolución del dinero, pero el gitano le firmó un pagaré con la excusa de que ya había cerrado el banco donde depositó.

A los dos días, recuperó 96 mil en una transferencia, pero a pesar de las comunicaciones telefónicas que mantuvo, nunca recuperó la totalidad del dinero.

Con el paso del tiempo, la víctima contabilizó nueve números desde los que lo llamaba el estafador para decirle que le mandaría el dinero restante. Además, confió que, al comunicarse con la Policía, le dijeron: “Es más lo que gastás en abogados que lo que recuperás”.

LEÉ MÁS

Caen tres gitanos por una estafa de medio millón de pesos

Estafa gitana: dos víctimas y un botín de 760 mil pesos

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído