El clima en Neuquén

icon
10° Temp
79% Hum
La Mañana disco

"Había buena energía y lo oscuro quedó atrás"

Pablo Coniberti.Luz. El guitarrista de NTVG habló sobre el nuevo disco grabado en pandemia en Uruguay, con la participación especial de Nicki Nicole y Ricardo Mollo.

En 2019, No Te Va Gustar se encontraba celebrando su 25° aniversario de trayectoria y, en el medio, se regaló un libro con edición propia, Memorias del olvido, y además, para seguir festejando, se largó a la ruta para realizar un extenso paseo por varias ciudades con una gira acústica que para 2020 incluía su presentación en esta parte del sur. Sin embargo, la pandemia de coronavirus canceló todo tipo de plan. Es que cuando el virus que sigue azotando al mundo se instaló definitivamente, la banda nacida en Montevideo volvió a su tierra y comenzó a proyectar la grabación de Luz, su décimo disco, que en primera instancia se iba a registrar en Nueva York o Londres. Pablo Coniberti, guitarrista que también ha colaborado en la lírica de Emiliano Brancciari, dio algunos aspectos de lo que fue afrontar la nueva placa en José Ignacio, lejos del ruido de Montevideo.

La idea de tener a Nicki fue para que ‘Venganza’ sea más contundente. Es un tema muy simbólico, es como un grito desesperado”.

Te puede interesar...

¿Cómo comenzó el registro de Luz cuando la pandemia se instaló definitivamente?

Es un disco atípico porque nos agarró en medio de la gira de Otras canciones, que nos tenía muy contentos porque veníamos cumpliendo objetivos y disfrutando mucho de tocar. Y esta pandemia nos cortó todo en mitad de la gira y no pudimos intentar atravesar el sur argentino. Teníamos planes de grabar en Londres y Estados Unidos, y esas opciones también se cayeron, pero logramos grabar en un lugar increíble como el que conseguimos en José Ignacio (Uruguay). Tuvimos que prácticamente montar un estudio nuevo para grabar y éramos 20 personas conviviendo.

Luz iba a ser grabado entre gira y gira. ¿En algún punto fue un beneficio lo que sucedió?

Sí, porque pusimos la cabeza y la creatividad ahí. Intentamos movernos de disco a disco porque siempre también tenemos una inquietud creativa. Hace años trabajamos con Héctor Castillo (fue productor de Gustavo Cerati), a quien admiramos, y él marca un poco el audio. Igualmente siempre la idea es cambiar, que no se parezca a lo anterior. En este disco creo que lo logramos. Héctor canaliza todo y nos funciona como antena. Es muy exigente porque trabaja al más alto nivel musical y mundial.

ntvg_DSC02870-2-2-(1).jpg

Hay un pulso de guitarra bien marcado en el álbum.

Sí, en realidad el lenguaje nuestro es el rock, aunque todos podemos movernos para cualquier lado. Disfrutamos mucho de la parte acústica (por la última gira) y este disco fue volver a esa faceta eléctrica. De hecho, en la placa invitamos a Nicki Nicole, que es de otro género al cual nunca habíamos abordado. La experiencia con ella fue hermosa y es una joven muy talentosa. Participa en “Venganza” (el tema que habla de acabar con la violencia machista).

¿Por qué y cómo decidieron elegir a Nicki Nicole?

Teníamos como una parte bloqueada para que alguien cantara esa canción (“Venganza”) y comenzamos a escuchar artistas de todo el mundo y de distintas generaciones. Y cuando la escuchamos a ella nos impactó mucho. Fue muy lindo porque le encantó la idea, se colgó y también escribió su parte en “Venganza” (ya tiene su clip). Luego vino al estudio y sorprendió porque es una chica muy trabajadora a pesar del presente que tiene.

¿Tener a Nicki en el disco funcionó un poco para captar a esa generación que la sigue a ella?

No, porque nuestros invitados están presentes de acuerdo con qué nos pide la canción en ese momento. La idea de tener a Nicki fue para que la canción sea más contundente, y se nota muy bien. Es un tema muy simbólico y es como un grito desesperado.

También en Luz está la intervención de Ricardo Mollo (Divididos) en “Austro”.

Eso fue un lujazo. Nosotros lo escuchamos a él prácticamente desde niños y consideramos que tiene un talento sin techo. Cuando lo llamamos, increíblemente estaba haciendo la cuarentena a pocos kilómetros del lugar en donde estaba el estudio. Llegó y comenzó a grabar guitarras. Nos hizo hacer como mil tomas y fue increíble porque vino con la canción ya estudiada. Siendo un artista tan consagrado como él, le puso toda la onda, y nos da más admiración todavía.

ntvg_DSC03942-3.jpg

Al ser guitarrista, ¿qué te llamó la atención durante ese proceso?

Desde niño siempre intentaba sacar su sonido, y de repente estar grabando una canción e intercambiando ideas es una experiencia inolvidable. Pero además de lo musical, en mi caso, pude conocerlo humanamente. Eso no siempre pasa, y la alegría fue doble.

Tuvieron 20 días de convivencia. ¿Cómo fue esa experiencia teniendo en cuenta que son una banda que gira mucho?

Fue impresionante porque no teníamos horarios. Surgían las ideas, se grababa, escuchaban y analizaban. Fue como algo creativo mágico. Había buena energía y lo oscuro (de la pandemia) fue como que había quedado atrás. Estábamos rodeados de paz y naturaleza.

Sos parte de la autoría en “Con las ganas”.

Es una canción que hicimos con Emiliano (Brancciari) en plena pandemia y es divino compartir composiciones con él. No soy de componer mucho, pero ya me había pasado de presentar temas que terminaron saliendo. En general, las canciones que tengo siempre las vuelco a la banda. Pero no soy tan inquieto como Emiliano, que en un día te compone 10 temas. Me gusta mucho tocar la guitarra y esta banda es un sueño que me da un espacio creativo y disfruto eso. (L.C.).

Lo más leído