Habló el papá de Maxi Thomsen: "Está totalmente destruido"

Negó un plan para asesinar a Fernando.

El padre de Máximo Thomsen (20), uno de los rugbiers imputados como coautor del homicidio de Fernando Báez Sosa (19) en Villa Gesell, aseguró ayer que lo que ocurrió “es una pesadilla total” y que su hijo “está totalmente destrozado”, al salir de visitarlo en la comisaría de Pinamar donde se encuentra detenido. Vestido con una remera azul, anteojos de sol y una gorra, el hombre dijo a la prensa que está “destruido” y que en su familia están “muertos todos”. Su hijo es uno de los diez rugbiers que permanecen detenidos desde hace una semana por decisión de la fiscal de Villa Gesell, Verónica Zamboni, quien les imputó el delito de “homicidio agravado por premeditación de dos o más personas” en perjuicio de Báez Sosa a la salida del boliche Le Brique. El hombre enfrentó por primera vez a los medios y negó que haya existido un “plan” para asesinar a la víctima. “No hicieron ningún plan para matarlo, eso es una locura. Es terrible, es una pesadilla total, hay que seguir trabajando, hay que seguir viviendo”, concluyó el papá de la joven promesa del rugby y uno de los -a priori- más comprometidos con la autoría material del homicidio. Ayer, además, se supo que la mamá de Máximo, Rosalía Zárate, renunció a su cargo de secretaria de Obras Públicas en el municipio bonaerense de Zárate.

Te puede interesar...

Otra que tuvo un breve diálogo con la prensa fue la madre de Juan Pedro Guarino, otro de los acusados detenidos, quien dijo que su hijo le aseguró que “no estaba en el lugar donde ocurrieron los hechos”. Entre lágrimas, la mujer expresó que lo único que podía pedir era enviarle el “pésame” a la familia del joven asesinado. Guarino es uno de los tres que por el momento no fueron identificados por ningún testigos en las dos ruedas de reconocimiento hechas hasta ahora.

Se harán pericias faciales con fotos

La Fiscalía de Villa Gesell realizará pruebas de ADN, de rastros y una pericia de identificación facial con todas las imágenes de los imputados, informó ayer el abogado de la familia de Fernando Báez Sosa, Fabián Améndola. “La fiscalía tiene diagramado realizar una pericia de identificación facial con todas las fotos y videos que se incorporaron a la causa”, dijo el abogado, quien aseguró que todavía está “pendiente” de realizarse la prueba de “rastros”, con las ropas y zapatillas secuestradas a los imputados, y que “están para ser periciadas en Dolores”.

LEÉ MÁS

Renunció la funcionaria, madre de uno de los rugbiers

En Zárate marcharon para pedir justicia por Fernando

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído