LMNeuquen Neuquén

Hace 65 años, Neuquén dejaba de ser territorio

El 15 de junio de 1955, el Congreso Nacional aprobó la provincialización.

La idea surgió a raíz de numerosos encuentros que realizaron vecinos de distintas localidades de Neuquén para buscar alguna estrategia que permitiera solucionar serios inconvenientes por los que atravesaban las ciudades y los pueblos del territorio. Como la mayoría de las regiones del país que todavía no se habían provincializado y dependían del poder central de Buenos Aires, Neuquén estaba postergada.

Los servicios básicos eran muy escasos, la pobreza crecía de manera alarmante y la calidad de vida de miles de personas se veía afectada a diario sin que nadie, ni siquiera las autoridades designadas, tuvieran las herramientas necesarias para impulsar acciones para cambiar la realidad.

Te puede interesar...

Es cierto que durante muchos años el territorio de Neuquén fue creciendo y que se concretaron numerosas obras importantes, pero todo siempre dependía del gobierno nacional.

Poder administrar recursos propios y planificar ejes de desarrollo y políticas sociales era lo que se necesitaba. Pero para eso había que emanciparse. Neuquén necesitaba convertirse en provincia.

El 25 de abril de 1955, un grupo grande de vecinos finalmente viajó a Buenos Aires para hacer ese pedido al entonces presidente de la Nación, Juan Domingo Perón. Quienes tuvieron el encuentro con el primer mandatario, le explicaron todos los problemas que había en el territorio y fundamentaron la solicitud de la provincialización.

Provincialización-de-Neuquén-2.jpg

Por lo que rescata la historia a través de los protagonistas de aquel histórico encuentro, fueron tan genuinos y contundentes los argumentos, que Perón accedió inmediatamente. Es más, cuando se despedía de ellos les prometió que antes de que el contingente regresara a Neuquén, él enviaría el proyecto de ley correspondiente para que fuera tratado en el Congreso Nacional. Otros dos territorios más tendrían la misma suerte: Río Negro y Formosa.

Y así fue. El 15 de junio de 1955, pocos meses antes del golpe de Estado, el Congreso debatió el proyecto y finalmente lo aprobó. Fue una sesión en la que se escucharon encendidos discursos cargados de federalismo para defender, y a la vez festejar, la autonomía de un nuevo distrito.

Últimos pasos

Como se sabe, dos años después comenzaría a ponerse en marcha todo el andamiaje político y legal para establecer una constitución y hacer el llamado a elecciones, que se concretaría en 1958.

Fueron dos años cargados de entusiasmo y de trabajo continuo para que pudiera nacer la flamante provincia.

A partir de esa fecha, Neuquén elegiría a sus propias autoridades de gobierno durante los períodos democráticos y comenzaría a recorrer un camino propio, manteniendo los sueños del federalismo y desarrollo que siempre impulsaron sus pioneros.

Recuadro-página-10-Neuquén.jpg

LEÉ MÁS

Cambios que marcaron una época en la forma de comunicar

Sale a caballo a buscar señal de internet para recibirse de profe

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario