Hernández, en la historia grande

El nadador del club Alta Barda es el primer neuquino en clasificarse a un campeonato mundial de mayores.

Javier Cantarini

cantarinij@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Agustín Hernández se convirtió en el primer neuquino en clasificarse a un mundial de mayores. El logro es consecuencia del récord nacional absoluto que obtuvo hace poco más de una semana en Santa Fe en los 200 metros espalda. Así será parte del Campeonato Mundial de Piscina Corta que se desarrollará en la ciudad de Windsor, Canadá, entre el 6 y 11 de diciembre.

“Justo estaba por entrenar cuando me llamó Sebastián y me dijo: ‘Felicitaciones’. Me di cuenta de que estaba en el Mundial. No hice más que mandarle un mensaje a mi familia, a mi novia, y me tiré a la pileta porque arrancaba a nadar”, cuenta con naturalidad Agustín Hernández en un recreo de escuela, ya que cursa su último año de secundaria en el colegio San Martín de Neuquén.

“La verdad que estoy muy contento porque doy otro paso grande. Sigo en lo alto de la natación con la selección y ahora en mayores. Lo que me gusta es seguir perseverando en la máxima competencia, y tener torneos internacionales de esta calidad va a ser increíble”, expresó el representante del Club Alta Barda que tendrá la chance de cruzarse con los mejores nadadores del planeta, entre ellos el más ganador de todos, Michael Phelps, aunque su presencia en Canadá todavía no está confirmada.

Hernández se clasificó tras bajar dos récords nacionales (200m espalda en juniors y mayores) en el nacional que se hizo en Santa Fe. Su marca (ver aparte) no le alcanzó para ir directo porque quedó a 1,5 segundos del tiempo requerido. Sin embargo, sólo una sola nadadora criolla logró el tiempo requerido, por lo que quedaron vacantes cinco plazas de las cuales una fue para Agustín.

“No venía entrando bien para el clasificatorio. Estaba distraído y no tenía en cuenta el mundial. Encima en Santa Fe me descompuse. Me dolía el cuerpo y vomité antes de la competencia. Igual competí. La idea era bajar mi marca. Y si entraba al Mundial iba a ser un lindo incentivo. Ahora a disfrutar de la experiencia”, reconoció el nadador que en mayores estuvo en los Panamericanos de Toronto en 2015.

“Justo estaba por entrenar cuando me llamó Sebastián y me dijo: ‘Felicitaciones’. Me di cuenta de que estaba en el Mundial. No hice más que mandarle un mensaje a mi familia y a mi novia y me tiré a la pileta porque arrancaba a nadar”.Agustín Hernández. Primer neuquino en clasificar a un mundial en mayores

Sueño olímpico

Agustín bajó los récords en todas las categorías dando cuenta de su progreso. Su mente ahora está puesta en el mundial, aunque su gran anhelo es ser olímpico. “Es un objetivo cumplido, pero la verdad que nuestro sueño es ir al próximo juego olímpico. Hay que entrenarse con todo para eso”, concluyó el neuquino, que ya es parte de la historia grande de la natación.

1m 56s 86 marca el récord absoluto y la clasificación al mundial.

Hernández logró el pase al mundial con un tiempo de 1m 56seg 86 en los 200 metros espalda. Le significó un récord absoluto (juniors y mayores) para ser el primer neuquino en obtener ese mérito. Será parte de la selección que viajará con cuatro mujeres y dos varones.

6 representantes argentinos tendrá el mundial, entre los que está Agustín.

“De chico no se metía debajo del agua”

Las grandes emociones pocas veces se pueden explicar con palabras. Y esa es la sensación de Hilda Hernández. “¿Qué te puedo decir? Estoy más que feliz porque él se lo merece”, dijo la madre de Agustín, a quien acompaña a las piletas desde que tenía tres años.

“Empezó siendo chico porque tenía problemas de bronquios y entonces la doctora me sugirió que lo lleve a natación. Fue dos meses y luego retomó a los cuatro cuando el Colegio San Martín lo llevaba a Alta Barda”, recordó la madre y agregó: “Cuando empezó a ir con el jardín le perdió el miedo al agua, porque cuando iba por su cuenta no se metía debajo del agua. Le tenía miedo. Flotaba, pero andaba con el profesor. Un año después le perdió el miedo y se empezó a zambullir; cuando terminó esa temporada me pidió seguir yendo y así empezó a nadar”, describió Hilda sobre su hijo, que con 19 años (juniors) se convirtió en el primer neuquino en clasificar a un mundial de mayores en los 200 metros espalda.

“Casi no tuvo adolescencia porque se la pasa entrenando, pero para él eso es normal. Siempre se fue poniendo objetivos y los fue cumpliendo. Ahora fue el mundial y el que le queda son los Juegos Olímpicos”, finalizó Hilda.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído