Histórico: la Iglesia renuncia al aporte económico estatal

Son $140 millones, que serán eliminados gradualmente. El tema aborto fue clave.

La Iglesia producirá desde hoy una clara señal de que se encamina a prescindir de modo progresivo del aporte económico del Estado -unos $140 millones este año-, que apenas representa un 7% del presupuesto eclesiástico pero que conlleva una alta significación política.

En agosto, la conducción de la Conferencia Episcopal había anunciado la conformación de una comisión con representantes del Gobierno para estudiar cómo sería el desacople y mecanismos alternativos de financiamiento. Pero ahora la voluntad de avanzar será ratificada por todos los obispos tras un debate durante su segundo y último plenario del año que sesionará desde hoy y hasta el viernes en Pilar.

Te puede interesar...

Eso no: en esta medida no figuran los subsidios del estado a todas las escuelas católicas

Pese a que la Iglesia hace más de dos décadas decidió avanzar en su completo autofinanciamiento, no terminaron de fructificar los esfuerzos en ese sentido. Pero el más que dilatado objetivo para acabar con el aporte estatal cobró un imprevisto impulso ante el debate por la legalización del aborto, cuando se alzaron voces reclamando la separación de la Iglesia y el Estado.

Por una ley de la última dictadura militar, el sostenimiento se tradujo en una asignación mensual a cada obispo (hoy alrededor de un centenar), que en la actualidad ronda los $40 mil y otra pequeña a párrocos de frontera y seminaristas diocesanos. Este aporte -al que se suman ayudas menores- totaliza $140 millones de los que está procurando prescindir la Iglesia.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído