Humillan a alumnos para saber quién se hizo caca

Ocurrió en el colegio Sagrado Corazón. Los padres, indignados.

Por Georgina Gonzales / gonzalesg@lmneuquen.com.ar

Los alumnos de 3° grado de un colegio privado vivieron el lunes una situación extrema cuando sus docentes les hicieron bajar uno a uno los pantalones en el baño para verificar quién era el responsable de haberse hecho caca en el aula.

Las familias se enteraron de la noticia primero por mail, cuando alrededor de las 15 les escribieron explicando la situación.

“Como después de interrogar a todo el grupo ninguno reveló la necesidad de hacer caca, es que les solicitamos en el baño que bajen sus pantalones para poder observar sus piernas y detectar quién estaba sucio”, dice el mail del colegio que recibieron los padres.

Los mensajes de Whatsapp entre las familias no tardaron en llegar y varios fueron a buscar a sus hijos y a hablar con la directora para pedir explicaciones.

“Yo siempre le inculco a mi hija que nadie le tiene que ver las partes íntimas, que nadie le puede bajar los pantalones, y ellos se lo hicieron”, comentó indignado Patricio Núñez, padre de una de las alumnas.

Núñez aseguró que “no los dejan ir al baño” y que su hija el año pasado “sufrió de infección urinaria por esta situación”.

La respuesta del colegio Sagrado Corazón llegó luego de que la maestra de 3° grado encontrara caca en el aula. Según describió Núñez, como le relató su hija, “la maestra les preguntó quién había sido y, como nadie respondió, probó hacerles tapar los ojos a todos, pero tampoco nadie levantó la mano para admitir que había hecho caca en el aula”. “Entonces los hicieron pasar uno a uno al baño, que se bajaran los pantalones y entre la maestra y la portera los inspeccionaron para ver si tenían caca en las piernas”, describió una mamá de otra alumna, quien ya está analizando la posibilidad de cambiar a su hija de la institución.

Varios padres decidieron ayer no llevar a sus niños a clase y otros se acercaron al Consejo Provincial de Educación (CPE) para hacer la denuncia. Desde el organismo sólo informaron que estaban ocupándose del caso.

Las autoridades de Educación podrían aplicar sanciones contra la docente que revisó a cada uno de los chicos para ver quién se había hecho caca encima.

La peor de todas las penitencias. Mario Cippitelli. Editor responsable de la sección Ciudad

Falta de sentido común y abuso de autoridad. Lo ocurrido en el colegio Sagrado Corazón no tiene ninguna explicación racional, más que un arranque de bronca o una forma de penitencia para sancionar algo natural que les puede pasar tanto a los menores como a los adultos. Las víctimas son chicos de tercer grado que tuvieron que sufrir una increíble humillación para que una docente supiera quién se había cagado encima, como si se tratara de un pecado o de una falta grave.

Para entenderlo no hace falta más que imaginarse el pobre chico que no se aguantó y la vergüenza que tuvo que pasar frente al resto de sus compañeros. Seguramente no lo olvidará en su vida. Esperemos que la maestra tampoco.

LEÉ MÁS

En un colegio privado les hicieron bajar los pantalones a los nenes para ver quien se había hecho caca

El colegio privado ya había sido denunciado ante el CPE porque no dejaban ir al baño a los nenes

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído