Identificaron a la mujer que apareció descuartizada

Yamila Pérez, de 27 años, era prostituta y había sido mamá en mayo.

San juan. Su cuerpo apareció tirado en un descampado, descuartizado, con signos de una dolorosa muerte. Yamila Lucía Pérez fue asesinada, mutilada y arrojada a un descampado de San Juan. La joven, una mujer humilde de 27 años, era madre de tres hijos: uno de ellos había nacido en mayo. La mujer consumía y vendía drogas, al tiempo que ejercía la prostitución. El crimen como venganza y mensaje mafioso, relacionado al mundo de las drogas, es lo que cobra mayor solidez en la investigación.

La triste historia de Yamila se conoció ayer, en una provincia consternada por el crimen. La joven fue abandonada por sus padres cuando nació. Se crió entre una familia adoptiva y la calle. Cayó en las drogas. Terminó trabajando de prostituta.

Te puede interesar...

La mujer vivía en Concepción, más precisamente en el barrio Cab. La autopsia confirmó que Yamila había sido mamá hace poco tiempo, tal como puede apreciarse en su cuenta personal de Facebook, donde dio la noticia en mayo. Además de este recién nacido, era madre de otras dos nenas, de 9 y 7 años, según publica El Tiempo de San Juan. Sobre los padres, nada se sabe. Los familiares de crianza de Yamila no saben los nombres, por lo que se supone que los chicos son producto de relaciones ocasionales con hombres que pagaban por sexo.

Ramón Baginay y su mujer Norma fueron sus padres del “corazón”. Esta pareja acogió a Yamila cuando sus padres la abandonaron y la criaron como propia. Los Baginay no era una familia “acomodada”, sino todo lo contrario. Por lo que desde muy pequeña Yamila “agarró” la calle. Dentro de este contexto, la mujer brutalmente asesinada comenzó a consumir drogas y terminó ejerciendo la prostitución.

Madre: la víctima, en mayo, había dado a luz a su tercer hijo. Así lo puso en Facebook.

Una de sus tías de crianza comentó que a dos de sus hijos se lo había quitado el juez. “Al único que le dejaron me lo quería dar a mí para que lo cuidara mientras ella trabajaba pero yo no quería porque mirá si me lo quitan, me iba a poner muy mal”, agregó entre lágrimas. “La última vez que la vimos por el barrio fue el sábado por la noche, desde ahí no supimos más nada de ella”, dijo la mujer. Yamila no regresó nunca más, el domingo fue encontrada muerta en un descampado de la localidad de Chimbas. Prácticamente nadie había reclamado por su ausencia. Así era la vida de esta joven madre, castigada por las circunstancias de los golpes constantes.

La autopsia determinó que Yamila murió tras recibir ocho puñaladas en la zona del cuello y en el tórax. Fue luego de la muerte de la joven cuando el cuerpo sufrió el desmembramiento de las extremidades superiores y la piel del rostro.

“La última vez que la vimos por el barrio fue el sábado a la noche. Desde esa vez no supimos nada más de ella. A dos de sus tres chicos ya se los había sacado el juez”. Tía de crianza. La mujer habló con los medios sanjuaninos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído