El clima en Neuquén

icon
Temp
81% Hum
La Mañana redes

Informarse cuesta

En los tiempos donde la información nos abruma por distintos canales, hay que estar alertas a las fake news.

Ya lo decía allá por 1995 en el aula magna de la Universidad Nacional de Cuyo Ignacio Ramonet, cuando se lanzó la edición del Le Monde Diplomatique “El Dipló” para América Latina: “Informarse cuesta”.

En ese entonces, el especialista en medios confesaba que los lectores debían hacer el esfuerzo por buscar distintas versiones, leer e informarse por distintos canales para corroborar un hecho, una noticia.

Te puede interesar...

En aquellos años, nos amontonábamos de manera salvaje en el suelo del aula con tal de escuchar a un tipo del calibre de Ramonet. Hoy basta con buscar un video en las redes sociales, googlearlo o esperar el ID para una conferencia en Zoom.

De hecho, en aquellos años, como estudiantes manteníamos largas tertulianas esperanzados en una idea que nos permitiera generar algo de dinero para hacer un tríptico en Word y poder fotocopiarlo unas 100 veces para distribuirlo de manera gratuita.

Hoy, para todo el que quiera decir algo, ahí están la web y las redes. Todo se puede realizar desde cualquier lugar usando los pulgares y un par de dedos más.

El problema siempre fue, es y será el uso. Hoy, con las fake news y los medios devenidos en meros satélites de lo que ocurre en algunos programas televisivos, las redes o canales alternativos como Youtube y Twitch, estamos en tiempos violentos e informarnos requiere de una gran responsabilidad individual y ciudadana.

La viralización de noticias falsas apuesta a generar sentimientos extremos, y cuando coincide con nuestro punto de vista, compartimos lo que sea sin contemplar que a lo mejor estamos replicando patrañas.

En definitiva: informarse cuesta.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario