El clima en Neuquén

icon
17° Temp
59% Hum

Instagram vs. realidad: un fenómeno que va mas allá de lo virtual

En internet la imagen lo es todo pero detrás de la perfección que muestran las redes sociales se esconde una cruda realidad.

Las redes sociales son un mundo paralelo donde los usuarios pueden vivir una doble vida y mostrar una realidad sin malas noticias o situaciones tristes donde la imagen lo es todo. Esta tendencia por mostrar fotografías de mujeres y hombres perfectos tiene un efecto sumamente nocivo, en especial, en los adolescentes que suelen ser el rango etario más permeable a este tipo de fenómeno.

Por otro lado, las redes sociales también contribuyen a fomentar este tipo de mundo artificial gracias al uso de algoritmos de búsqueda, a los mecanismos de compensación y a las vulnerabilidades que presentan los propios adolescentes.

Te puede interesar...

Ante este fenómeno, un grupo de influencers de Instagram decidieron demostrar que no todo es tan perfecto como parece.

Kim Britt @embracing_reality, es una influencer y fotógrafa que mediante sus posteos quiere demostrar que no todo lo que vemos en las redes sociales es real. En su perfil agregó la tendencia "Instagram vs. realidad" donde muestra fotos de hombres y mujeres casi perfectos y aclara que simplemente son fotos que pueden ser retocadas para mostrar algo que no representa la realidad.

Kim abrió esta cuenta porque le llamaba la atención el por qué solo se ven imágenes perfectas en Instagram, algo que para una fotógrafa como ella era algo obvio que esas imágenes escondían más de lo que mostraban. "Mi objetivo es recordarle a la gente, especialmente a las mujeres jóvenes y niñas, que las redes sociales no son reales y que deben dejar de comparar sus vidas y miradas con esas fotos poco realistas que ven en línea", explicó Kim Britt. "También quiero difundir el mensaje de que no necesitamos encajar en un estándar de belleza para ser hermosos y para normalizar los llamados 'defectos' como la celulitis o las espinillas y que todos los cuerpos son buenos cuerpos".

Así como Kim tuvo esta iniciativa, cada vez son más los usuarios que se suman a esta tendencia de "Instagram vs Realidad", ya sea en forma de humor o mediante una campaña de concientización para alertar sobre la imagen limitada que reflejan las redes sociales. Además de @embracing_reality, otras mujeres influencers sieguen los pasos de Kim como Rianne Meijer, Sara Puhto o Victoria Spence.

Uno de los ejemplos más claros de este fenómeno es el contenido en el que aparecen mujeres perfectas en bikini. Este tipo de imágenes tiene un gran impacto en las niñas y adolescentes que buscan esa perfección en sus vidas. Esta perfección que muestran las redes está lograda gracias a los filtros de Instagram que, sumado con poses estratégicas, logran imágenes perfectas.

static.boredpanda.com_blog_wp-content_uploads_2019_05_instagram-vs-reality-truth-behind-pictures-5cd912c662ac8__700.jpg

Los filtros, una herramienta que se convirtió en un peligro

Un estudio de la Universidad de Columbia y la de Northwestern revelaron que los usuarios que publican contenido real, sin filtros, en sus redes y se muestran tal y como son tienen una mayor autoestima y gestionan mejor el estrés o episodios de ansiedad.

El abuso de los filtros ya causa estragos entre los adolescentes y en la comunidad médica se acuño el termino "dismorfia de Snapchat" que se refiere a aquellas personas que quieren operarse para parecerse a su propia imagen con los filtros de Snapchat e Instagram. A pesar de que no está catalogada en los libros de medicina, los médicos la tratan como parte del trastorno dismórfico corporal (TDC), clasificado concretamente en el espectro del trastorno obsesivo compulsivo.

Además de la "dismorfia de Snapchat", las mujeres, sobre todo las más jóvenes, pueden desarrollar otros trastornos como la anorexia o la bulimia por no parecerse a los cuerpos supuestamente perfectos que refleja Instagram. Este fenómeno no es exclusivo de las mujeres, en el caso de los hombres, las redes sociales son una de las causas probables para el diagnóstico de vigorexia, un trastorno que genera en los hombres un deseo de querer ser más musculosos. La visión distorsionada de su cuerpo, que ven como pequeño y débil resulta en una carrera por conseguir resultados en forma inmediata y recurren a entrenamientos excesivos, el consumo de sustancias como esteroides anabólicos que provocan episodios de depresión, falla de órganos y cambios de comportamientos entre otros. En las publicaciones de "Instagram vs Realidad" se puede ver cómo, en la mayoría de los casos, la postura en la que se realiza la fotografía es clave para que su cuerpo parezca más delgado, estilizado o musculoso.

El abuso de Photoshop es otra de las herramientas digitales de las que se abusa para lograr un imagen perfecta pero en este caso esta herramienta es utilizada por la prensa gráfica, fotógrafos o usuarios con cierta experiencia en el uso de este software.

En el documental de Netflix, "El dilema de las redes sociales", se expuso cómo las grandes empresas tecnológicas direccionan los intereses de sus usuarios gracias a los algoritmos que utilizan. Pueden llegar a controlar hasta cómo un adolescente piensa o ir mas lejos y favorecer a un candidato en una elección presidencial, como sucedió en el escandalo que protagonizó Facebook en las últimas elecciones de Estados Unidos en las que Donald Trump resultó vencedor ante Hillary Clinton en 2016.

En el documental, expertos en comportamiento y monetización de contenidos explicaron con detalle cómo las redes sociales convirtieron a los usuarios en un simple producto para comercializar y obtener dinero, algo que la película Matrix mostraba años atrás como un futuro distópico donde los seres humanos era simplemente una batería para las máquinas que dominaban el mundo.

En las redes sociales, si una chica sigue a perfiles de Instagram donde se muestra una imagen perfecta, la red social mediante su algoritmo solamente le recomendará otras cuentas del mismo estilo y contenido. Los algoritmos en general funcionan de la misma forma en otras redes sociales. Sin darse cuenta, en poco tiempo esta chica consumirá solo contenido de belleza y el culto al cuerpo y, en ciertos casos, este tipo de contenido puede aumentar sus inseguridades.

Las redes sociales crean la ilusión de que los usuarios pueden elegir qué consumir y con quien relacionarse pero esta falsa comunidad y conectividad solo obedece a un algoritmo y a una decisión de las empresas para redireccionar contenido específico a cada usuario y encerrarlo en una burbuja de una realidad ficticia.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

28.571428571429% Me interesa
14.285714285714% Me gusta
14.285714285714% Me da igual
23.214285714286% Me aburre
19.642857142857% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario