"Jamás quise matarlo, solo asustarlo, les pido perdón"

Lo afirmó Luis Sura, el taxista juzgado por matar a otro conductor.

“Amigo, prestá atención” fue la frase que desató la discusión de tránsito inicial en pleno centro neuquino, según Luis Alberto Sura, el taxista que enfrenta un juicio por asesinar de dos puñaladas a otro automovilista. La fiscalía sostuvo que el taxista tuvo la intención de matar y la defensa, que fue un acto de legítima defensa.

En la primera jornada de juicio, la fiscalía y la querella hicieron hincapié en que Sura (50) persiguió a Nilo Dante Córdoba (54) tras una discusión inicial y al darle alcance “le asestó dos puñaladas a la altura del corazón, una superficial y otra penetrante, que fue la que le causó la muerte minutos más tarde”, detalló la fiscal Eugenia Titanti.

Te puede interesar...

En este sentido, la fiscal destacó que las pruebas demostrarán la actitud desplegada por el taxista y que la víctima “no estaba armada ni esperaba el ataque”. Por ello, pidió al tribunal, compuesto por los jueces Mara Sute, Gustavo Ravizolli y Lucas Yancarelli, que lo declaren culpable de homicidio simple.

AM-Juicio-caso-Dante-Nilo-Córdoba-(4).jpg

A su turno, el abogado defensor planteó que “a las partes acusadoras les falta una parte de todo el desarrollo” y que no discutirá la autoría, pero sí las condiciones en que se desarrolló el hecho. “Voy a intentar demostrar que fue Córdoba quien agredió en primer momento” y que Sura cometió el crimen en legítima defensa.

Luego, fue el propio acusado quien tomó la palabra. Declaró que la víctima lo provocó, lo insultó, lo golpeó, lo persiguió y encerró por varias cuadras e incluso le pateó el taxi en dos oportunidades.

“Jamás quise lastimarlo ni matarlo, solo quería asustarlo. Pido perdón a la familia”, sostuvo Sura, quien se quebró ante los jueces al recordar lo sucedido el 25 de febrero de 2019, cerca de las 17:45.

AM-Juicio-caso-Dante-Nilo-Córdoba-(1).jpg

Según explicó, él subía con prioridad de paso por Santa Fe y al llegar a Ameghino le tocó bocina a Córdoba. Tras ello, sostuvo que la víctima le dio dos trompadas estando él dentro del taxi, que se bajó y se trenzaron a piñas frente al colegio, pero que luego se fue.

“Se me ponía a la par, siempre con insultos y agravios. En la esquina de Maestros Neuquinos estaba el señor Córdoba parado en medio de la calle, descamisado, y hacía como que quería sacar algo de la espalda. Juro que vi algo negro, no sé qué era. Me pateó el taxi, bajé y lo ataqué, pero jamás quise matarlo”, declaró.

Recuadro-juicio-página-12.jpg

LEÉ MÁS

Le rechazan salidas educativas al autor de la masacre de Senillosa

"Mi hermano intentó matar a mi hijo, pero no lo logró"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído