Kiran Sharbis, el neuquino que compitió en Mardel

Coprotagonizó el film de Campusano que se estrenó en el festival.

Mar del Plata.- Con más de 50 mil espectadores que pasaron por las salas, el sábado culminó el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata que, en su trigésima edición, no sólo contó con la presencia de las figuras más destacadas del ámbito nacional e internacional, sino que además tuvo a un actor neuquino dentro de la competencia. Se trata de Kiran Sharbis, uno de los coprotagonistas de El arrullo de la araña, la película de José Campusano que se estrenó y participó en el competencia cinematográfica.

"La película cuenta la historia de Simón, el dueño de una ferretería del conurbano bonaerense que tiene una manera muy dominante de ejercer las relaciones laborales. Se va tejiendo una especie de telaraña donde los empleados no sólo empiezan a perder su identidad y a difuminarse en ese espectro. Uno de ellos, mi personaje, se empieza a revelar contra esa estructura y aparece una violencia que está latente", contó Sharbis en diálogo con LM Neuquén, y agregó: "El film fue bien recibido en Mar del Plata, pero como toda película de Campusano, no pasa desapercibida, generó adhesiones y rechazos. Es una película provocadora porque se mete con la violencia policial, la discriminación y la explotación laboral".

"Con Campusano es posible que alguien del sur, como yo, pueda estar en un coprotagónico", dijo el actor.

En cuanto a cómo llegó a ser parte del film, Sharbis contó: "Después de haber pasado por el teatro neuquino fui a Buenos Aires y un compañero actor me llevó al grupo de cine comunitario que dirige Campusano. Ahí José me ofreció trabajar en la película. Él es un rupturista, deja que la comunidad se represente a sí misma. Es por eso que yo, siendo alguien del sur, puedo estar en un coprotagónico, algo impensable en las productoras de Recoleta o de Palermo que tratan de establecer un estereotipo. A mí me dijeron que por mis rasgos indígenas no estaba para interpretar a un pibe de clase media. Por suerte esto está cambiando, el cine comunitario aparece como una alternativa de una industria que excluye lo que somos nosotros como argentinos".

El actor, a su vez, reveló que Campusano plasmó en el film la persecución de personas por "portación de cara" motivado por la experiencia que vivió Sharbis en nuestra ciudad. "En Neuquén me ha parado la Policía en la calle por el tema del pelo largo y por ser morocho. La gente miraba con cara de '¿a quién habrá matado?' Soy una persona educada, respetuosa. El pelo largo no es una ofensa", expresó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído