La amenazó, la cortó con un cuchillo y quedó libre

Violencia de género. El marido la agredió en su casa frente a sus hijos.

NEUQUÉN

Una cicatriz de seis centímetros le atraviesa la cara y otra se extiende en su mano, como recordatorio de la peor noche de su vida. Su ex pareja y padre de sus hijos la amenazó con un cuchillo, con prenderle fuego la casa y con matarlos a todos, previo a cortarla.

Por un acuerdo y a pedido de la víctima, el hombre no irá preso, convirtiéndose así en un polémico caso de violencia de género.

Ayer, la jueza Mara Suste avaló el acuerdo efectuado entre la defensa y la fiscalía y le dictó una pena de tres años de prisión en suspenso al agresor.

Se trata de un hombre de 50 años, oriundo de Chile, quien aceptó su responsabilidad como parte del pacto.

El violento fue acusado del delito de lesiones graves, agravadas por el vínculo y por amenazas agravadas por el uso de arma blanca.

En la penumbra de una noche de verano, el hombre amenazó a su ex pareja con quemarle la casa y a matar a todos, incluso a sus hijos.

Eran las 21:30 del 2 de febrero del 2015 y él sostenía un cuchillo en sus manos y lejos de aminorar las amenazas, volvió la vista sobre los chicos y apuntó que también los golpearía.

En ese instante, el hijo de 15 años de la pareja trató de intervenir para calmar a su padre, pero su ira se desató aún peor.

“Agarró un cuchillo y cortó a su ex pareja en la cara y en las manos, intentando agredirla con golpes de puño”, afirmó la fiscal de la causa, Mariana Córdoba.

Luego del episodio de violencia, la mujer debió ser hospitalizada y operada a raíz de los cortes que sufrió.

El hombre, que fue detenido por la Policía en el lugar, sólo deberá cumplir una restricción de acercamiento hacia la víctima por un período de cuatro años.

La fiscalía señaló que su intención era llegar a juicio con la causa.

En este sentido, Córdoba señaló que el hombre tiene un antecedente condenatorio del 2007, cuando se le impuso una pena en suspenso.

Esta se le dio por purgada a raíz del tiempo que pasó en prisión preventiva.

“Se accede al acuerdo por la voluntad de la víctima, quien manifestó su posición de que no vaya preso”, concluyó la fiscal.

“La intención de la fiscalía era ir a juicio. Se accede al acuerdo por la voluntad de la víctima”. Mariana Córdoba, fiscal de la causa.

Orden judicial

Por cuatro años deberá respetar

Prohibición de acercarse. La víctima pidió expresamente que se mantenga alejado.

No ejercer violencia. Por ningún medio el hombre podrá perturbar a la mujer.

Deberá fijar domicilio. El agresor no podrá abusar de sustancias ni cometer delitos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído