La antítesis: de los festejos a la amargura

Neuquén. Cipolletti cerró el año a toda orquesta, resignado a dar pelea en la reválida del Federal A pero con una levantada futbolística que entusiasma a todo el pueblo albinegro. Le ganó 1 a 0 a Independiente por la 17ª fecha de la zona 1, con un golazo de Maximiliano Herrera cuando el partido se prestaba a un empate. El Rojo mereció un poco más.

La zona de vestuarios fue la antítesis del momento que viven ambos equipos. Festejos, cánticos y cumbia por un lado, y silencio unánime por el otro.

Te puede interesar...

Los neuquinos, con Fabián Tardella como técnico interino -por la renuncia de Diego Trotta- dejaron una buena imagen, siendo ordenados, aunque con poco peso ofensivo. Sin embargo, fue la constante en ambos combinados: se respetaron demasiado, se midieron y trabajaron arduamente para encontrar los espacios de desequilibrio, algo que en pocas ocasiones concretaron.

"Fue un gol de otro partido. las jugadas no eran muy claras, estaba todo muy cerrado, muchos fouls. fue un golazo”, dijo Enzo Romero, ganó una dividida con medina, donde empezó la jugada del gol.

El Rojo intentó tomar la iniciativa y Sebastián Jeldres fue el jugador más picante. Dos centros cruzados en el área de Nicolás Caprio (a los 28 minutos salió lesionado) fueron una alarma que se prendió en Cipo. Pero la más clara se vio a los 16 minutos, cuando el 1 albinegro salió a despejar afuera del área, a medias, y en la dividida ganó el ex Maronese, que definió de chilena, incómodo y con el arco vacío, pero la pelota se fue apenas desviada.

Los dirigidos por Gustavo Coronel tuvieron dos llegadas sobre el final de la etapa. Primero se coló en el área Pablo Vergara, pero nadie conectó su centro atrás; después, Herrera, en una jugada individual, remató apenas desviado.

9 partidos lleva el albinegro sin perder

La cuenta se inicia en el empate de ida ante el Rojo en La Visera. Luego vinieron cinco igualdades más y tres victorias.

romero, Vergara y el golazo En el complemento, el partido se convirtió en un duelo de ajedrez, en el que los entrenadores intentaron romper la paridad con los cambios. Sin embargo, no hubo situaciones claras hasta que se acercaron a cinco minutos del final.

El Albinegro salió jugando desde abajo a través de Facundo Crespo y, después de varios toques, buscaron a Enzo Romero (había ingresado hacía 15 minutos) por el extremo izquierdo, quien, de puro corajudo, peleó y dejó pagando al experimentado defensor central César Medina. Luego le entregó el balón a Vergara, quien descargó para Herrera y la Bestia sacó un potente remate para sellar una victoria y el “hasta pronto” albinegro en la fase regular.

Independiente, por su parte, tiene que visitar a Villa Mitre en Bahía Blanca, que ayer derrotó a domicilio a Sol de Mayo por la mínima y llegará a la última fecha ya clasificado.

El Rojo sumó su cuarta derrota al hilo: sólo tiene 10 puntos en 15 partidos jugados. Ante el Tricolor deberá ir por los tres puntos, pensando en pelear por mantener la categoría en la reválida.

Esta tarde, desde las 17, se enfrenta Sansinena con el líder, Alvarado, y Deportivo Madryn recibirá a Deportivo Roca.

Maxi Herrera: “Era un partido de un empate 0 a 0, donde sale un gol de otro partido

Independiente y Cipolletti no se daban tregua. Los espacios no aparecían, hasta los 40 minutos, cuando Enzo Romero dejó pagando a César Medina y el resto es historia. “El técnico siempre me pide que vaya atrás de Maxi (Herrera). Con el cuerpo le pude ganar a Chechu (Medina), un gran defensor, lo pude desacomodar, encaré para el medio, lo vi a Pablo (Vergara), él se la dio a Maxi y fue un golazo”, revivió el joven futbolista, que había ingresado 15 minutos antes.

Ni Herrera se tenía tanta fe. “Se la pedí a Pablo, no pensé que iba a entrar, pero sirvió para ganar y eso es lo importante”, contó más tarde el delantero albinegro, quien cerró el año con su cuarto festejo. “Era un partido de un empate 0 a 0, donde sale un gol de otro partido. Esta vez nos tocó a nosotros, donde no veníamos ligando, así que nos vamos contentos con esta victoria”, sostuvo el 9.

Cipo cerró el año con festejos, pero con la espina de no haber clasificado. “No era lo que buscábamos, desde el día uno el objetivo era estar entre los cuatro para buscar el ascenso, no se nos dio. Se termina con un poco de bronca,

porque si nos hubiésemos acordado un poco antes, hoy estaríamos en la zona de clasificación. Pero ya no hay que reprocharse nada, fuimos de menor a mayor, terminamos el semestre de la mejor manera”, concluyó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído