La barcaza del GNL, una llave de salida

El Gas Natural Licuado es la apuesta al futuro para el gas de Vaca Muerta. Requiere de un plan de largo plazo de enormes inversiones para hacerse realidad.

En abril YPF comenzará a procesar el gas con la barcaza que contrató y mantiene apostada en el puerto de Bahía Blanca. Esa experiencia podría ser el punto inicial para metas más ambiciosas.

Es que esa barcaza que recibirá gas de la cuenca neuquina, procesará algo así como 2,5 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/d). Es un volumen pequeño, pero es lo que puede procesarse: un proyecto de largo plazo implica una erogación descomunal que se cuenta en miles de millones de dólares. Es lo que saldría instalar una planta de procesamiento de GNL de una escala mayor.

Con todo, se trata de la llave para que el shale gas de Vaca Muerta pueda, luego de ser producido por una empresa, jugar en las grandes ligas de las exportaciones.

Los principales especialistas del sector coinciden en que los principales destinos podrían ser China y Japón.

Pero no es tan sencillo: hay países que son grandes exportadores de GNL, con lo que llegado el caso el fluido generado en Argentina podría competir. Claro, eso es largo plazo, con todo lo que eso implica.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario