La cúpula de la Iglesia argentina, a solas con el Papa

Francisco recibió a los obispos en el Vaticano. "Lo vi muy bien y entusiasmado", comentó Arancedo.

Vaticano.- El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor José María Arancedo, habló con la prensa luego de la reunión de la cúpula de la Iglesia católica argentina con el papa Francisco y destacó la “relación madura” que en estos momento mantiene con el gobierno de Macri. El vínculo “está como debe estar” y se basa en la “autonomía y cooperación que les hace bien a las dos partes”.

Arancedo también contó sobre el encuentro que mantuvo con el Papa. “Fue una reunión muy productiva. Lo vi muy bien y entusiasmado”, aseguró tras la charla que se extendió por 40 minutos en el Palacio Apostólico del Vaticano. En ese encuentro también estuvieron el arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Poli; el arzobispo de Salta, monseñor Mario Cargnello, y el obispo de Chascomús, monseñor Carlos Malfa.

Los obispos le reiteraron al Papa “el deseo de recibirlo en Argentina”, según reza el comunicado de la Conferencia Episcopal Argentina. Además, le regalaron una escultura del cura Brochero, quien fue canonizado este domingo en el marco de una ceremonia multitudinaria en la plaza San Pedro.

El encuentro de la cúpula de la Iglesia argentina con Bergoglio se dio apenas 48 horas después de la “buena reunión” que el Papa mantuvo durante una hora con el presidente Mauricio Macri, el sábado en el estudio anexo al Aula Paulo VI del Vaticano.

Solanas también tuvo su encuentro

Fernando “Pino” Solanas se reunió ayer con el papa Francisco en el Vaticano y, tras un encuentro en el que “no se habló de la agenda”, aseguró que el pontífice es su “líder moral” y que lo notó “preocupado porque Argentina sigue muy desunida”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído