La furia del Muñeco con el plantel y el reto a los hinchas

River goleó a Argentino de Merlo pero su exitoso DT quedó muy enojado con el primer tiempo y con el posterior gaste de los fanas a un equipo de la D. "No era un partido para el ole", tiró Napoleón.

Estas cosas también lo hacen un entrenador distinto y lo ubican por encima de la media al gran Marcelo Gallardo. En la goleada, 3 a 0, de anoche al modesto Argentino de Merlo por la Copa Argentina, el exitoso entrenador aleccionó a los jugadores primero y a la parcialidad millonaria presente en Salta luego.

Embed

Por empezar, al Muñeco no le gustó nada la actuación de su River en la primera mitad ante un equipo de la Primera D, al que no logró quebrar en ese capítulo inicial. Y se los hizo saber a sus dirigidos, que a su entender subestimaron el partido. ¿Cómo? A puro reto buscando la reacción de sus muchachos y apelando al amor propio.

Te puede interesar...

“¿Por qué no di indicaciones en el complemento? Me había sacado todo en el entretiempo... No fue bronca, pero necesitábamos ser nosotros más allá de que el rival nos hizo jugar un poco mal. A veces necesitamos encontrar soluciones. Los jugadores empezaron a entender el partido, subimos el ritmo, empezamos a poner nuestras condiciones y nos benefició”, explicó luego el consagrado entrenador, para muchos el mejor de la historia del millonario.

Pero ello no fue todo, también Gallardo se enojó con la actitud de los hinchas que fueron a alentar al Millo al norte argentino una vez que River logró establecer las naturales diferencias que existen entre ambos conjuntos.

“No era un partido para el ole. Teníamos que respetar al rival y nosotros no estábamos para tirar manteca al techo, la verdad”, reflexionó con la lúcidez que lo caracteriza Napoleón.

Al mismo tiempo, destacó las variantes que tiene en el plantel. “Para eso tengo jugadores de recambio, están preparados para entrar y resolver situaciones. Yo necesito que estén todos preparados, el que inicia y el que está para entrar”.

Y por último, celebró el regreso del pibe Exequiel Palacios tras la lesión. “Para mí es una alegría muy grande que volviera Palacios, tiene muchísima importancia para nuestro juego, para nuestras formas. Volvió después de más de 60 días, una lesión que no sabíamos cómo la iba a asimilar, pero se aclaró todo, los médicos hicieron un gran trabajo y él acompañó ese trabajo. Es un gusto verlo jugar. Lo tengo que llevar despacio porque no está para jugar 90 minutos, hay que calmar a la gente, estuvo sin competencia durante 60 días, hay que incorporarlo de a poco”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído