"La gente celebra que estemos juntos"

Por Analía Castro

Tuvieron que pasar seis años para que una de las fórmulas humorísticas más populares del país decida volver al ruedo, más allá de las conocidas diferencias políticas. A meses de retornar a los escenarios, Dady Brieva, Miguel del Sel y el Chino Volpato se instalaron en el Cine Teatro Español con Midachi Kindon, un show con una gran pirotecnia visual que recrea lo mejor de la historia del trío. Previo a la presentación de anoche, la primera de cuatro, Brieva reveló que el trío seguirá girando por todo el país con 28 personas, algo inusual por la magnitud del espectáculo y por la situación económica que no lo permite.

¿Creés que van un poco a contramano de la generalidad?

No vamos a contramano, yo creo que en cualquier lado hay 800 o 100 personas que tienen la plata para ir a ver a Midachi. No me parece ilógico. No sé si con Martín Bossi, Stravaganza y dos o tres revistas más Neuquén tendría la posibilidad de estar debatiéndose entre uno u otro, tendrían que elegir.

El show incluye personajes nuevos y también clásicos, ¿cómo los trabajaron?

Los metimos dentro del show que nosotros sabemos que la gente va a ver. Vamos a cumplir 35 años y la gente ya sabe qué va a ver y nosotros no defraudamos. Tratamos de que los personajes nuevos estén y convivan con los viejos: desde Shakira, Thalía y Maluma, hasta Drácula, la Tota, la Pochola y Mercedes Sosa.

¿Sentís que la devolución del público es diferente que en otros momentos?

En general, el público que va a ver a Midachi va a reencontrarse con una parte de la historia que lo ha acompañado. Hubo una señora que me dijo: “Mirá, este zapallo que tiene 28 años, estaba en mi panza cuando fui a verlos en Carlos Paz”. La gente se va a conectar con un poco de la historia que ha vivido. Hay tres generaciones que se rieron con Midachi. Creo que el aplauso más fuerte es cuando salimos detrás de la pantalla y todavía no hicimos ningún chiste. Da la sensación que la gente celebra que estemos juntos.

Más allá de Midachi, ¿qué otros proyectos tenés?

Ahora estoy abocado a esto. Quizás haga algún especial con Pol-ka. Estoy laburando, disfrutando la vida con mi familia, mi nieta.

Hace poco varios actores se pusieron al frente de la convocatoria contra el FMI y salieron figuras como Alfredo Casero a decir que para ellos la Patria no está en peligro. ¿Creés que lo ideológico se termina transformando en algo personal?

No lo tomo así. Lo conozco a Juan Acosta, que también se ha expresado, y me parece piola. Respeto a la gente que en general sostiene, aunque esté en las antípodas de lo que yo pienso. Valoro a la gente que redobla la apuesta aún perdiendo. Es una diferencia ideológica que no tiene que ver con lo personal.

El año pasado la Chipi contó que fue acosada por Roberto Pettinato. ¿Sentís que estamos en una época donde los claroscuros se refuerzan?

Yo soy militante desde hace años. Los claroscuros están desde siempre y no dio la casualidad, sino la circunstancia matemática que esté con una mujer que no es ninguna pelotuda, al contrario. Uno siempre tiene coherencia cuando ama, coge, come, caga. Tengo la mujer a mi altura. No me parece casual tener una mina así al lado. Igual se han reforzado: antes de que apareciera Cristina no había quilombo porque todo era color de rosa, el peronismo era liberal. A partir del kirchnerismo el peronismo entró a molestar y a generar ese odio que había generado Evita: el cáncer, la yegua, la puta, el populismo, los piqueteros. De esas palabras se hicieron adjetivos calificativos muy discriminatorios, se dicen con tanta profundidad de odio que en eso sí se puso claroscuro. En 2016 y en 2017, la sufrí bastante, pero ya está... nada que supere lo que pasé en el 77 y en el 76.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído