La guardería de los abusos

Padres le pusieron un celular a su bebé y comprobaron los hechos.

Un jardín maternal de la ciudad santafesina de Sunchales está siendo investigado por la Justicia por presunto maltrato psicológico a los bebés. La denuncia fue realizada por los padres de un nene, quienes tras advertir cambios en la conducta de su hijo, decidieron ocultar un celular en la mochila del menor y obtuvieron tres horas de audios.

Se trata de la guardería Creciendo Kids. La denuncia fue radicada en la Comisaría Tercera, pero tomó trascendencia a través de una publicación en una red social, donde Gonzalo Franza contó lo ocurrido con su hijo de un año y ocho meses. En los audios, que se divulgaron en primer lugar entre un grupo de padres, se puede escuchar a las personas que trabajan en el lugar amenazando a los chicos con castigarlos llevándolos al baño. Los papás sospechan que allí los enviaban de acuerdo con el comportamiento.

Según contó Franza, su hijo era “maltratado psicológicamente todo el tiempo” y luego de conseguir el audio, ocultando una grabadora en la mochila del nene, llamado de ahora en adelante D., detalló algunas de las frases que eran dirigidas a su hijo y a otros niños. “Su seño le dice a mi bebé: ‘Cortala D. o vas a pasar la mañana en el baño’. Pasan los minutos y otro bebé pregunta por D. y la maestra responde: ‘D. ahora está pensando, no puede”, escribió Franza. Y continuó: “Pasa una hora de grabación y la seño dice: ‘¿Quién te dio permiso de salir del baño? Volvé, total llorás igual que en la salita’”.

La sospecha del hombre es que el niño era encerrado en el baño por largos lapsos de tiempo, que era reprendido por llorar y que le negaban agua. “Y muchas más cosas que se me parte el alma sólo de compartirlas, y es de un solo día, así que imagínense, mi bebé hace casi dos añitos que estaba ahí”, añade en el texto.

Por su parte, la mamá del nene, Daiana, contó que uno de los cambios que notó en la conducta de su hijo fue que “se pegaba en la cabeza” cuando lo reprendía y que “de un día para otro ya no quería bañarse, y menos entrar al baño: le agarró miedo al agua”.

Ambos manifestaron en las últimas horas su disgusto porque luego de permanecer cerrado durante el lunes, desde el martes el establecimiento trabaja con normalidad. Expresaron su indignación porque en una reunión que mantuvieron con las docentes involucradas, una de ellas asumió la responsabilidad y pidió disculpas porque en la jornada de la grabación había tenido un mal día. “Eso no justifica el maltrato a los chicos”, concluyó Daiana.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído