El clima en Neuquén

icon
Temp
91% Hum
La Mañana Disney

La increíble revelación que hizo millonario a Walt Disney y le dio vida al ratón Mickey

Walt Disney salió de pobre y se convirtió en un ícono mundial gracias a un recuerdo que cambió su vida y la de millones de niños en todo el mundo.

Walt Disney miraba por la ventanilla del tren, meditabundo. Mientras viajaba de Manhattan a Hollywood, se preguntaba a sí mismo cómo iba a salir adelante. En los años veinte las cosas no marchaban bien en su vida profesional: venía de renegociar un contrato con la productora Paramount para continuar produciendo cortos animados protagonizados por su personaje, el conejo de la suerte Oswald, pero se fue con la noticia de que había perdido los derechos sobre él.

Durante el trayecto en tren, el paisaje iba mutando. Los árboles y las piedras aparecían tan rápido como desaparecían de su campo de visión, casi al igual que sus pensamientos. Walt Disney sabía que tenía que salvar lo poco que quedaba de su negocio, tenía que inventar un personaje nuevo que sea mejor que el conejo Oswald y todos los venideros. Miraba hacia afuera, miraba la hoja en blanco, miraba a su esposa Lillian y a sus hijas. De repente, en un desesperado ataque de inspiración, recordó: durante su juventud, trabajaba en una vieja oficina de su estudio Laugh-O-Gram en Kansas City, donde la visita de pequeños roedores era habitual, sobre todo cuando le tocaba trabajar hasta tarde. “Y yo los ponía en pequeñas cajas sobre mi escritorio. Uno de esos ratones se convirtió en mi amigo particular”, contó Disney años más tarde. Ante la aparición de ese recuerdo, el caricaturista se puso a bocetar.

Te puede interesar...

El dibujo original de Walt no fue el que hoy se conoce como Mickey Mouse, siquiera su primer nombre era ese. Cuando le mostró la primera idea, su amigo Ubbe Iwerks se la rechazó y, con lápiz en mano, le cambió las orejas, le redondeó los ojos y creó al ratón más famoso del mundo: Mortimer. Pero a su esposa no le gustó tampoco el nombre y le sugirió cambiarlo por uno más fácil y pegadizo, algo así como... Mickey.

-“Que se vayan al carajo todos los Oswalds abominables. Cuando desarrollemos a Mickey, los venceremos con calidad”, le aseguró Walt Disney a su pequeña hija Diane.

Mickey Mouse Steamboat Wille

Fiel a su palabra, el 15 de mayo de 1928 el personaje tuvo su primera aparición en “Plane crazy”, un cortometraje mudo. Sin embargo, el resultado no fue el esperado y a las productoras les aburrió la propuesta. Dispuesto a no dejarse vencer, duplicó la inversión y decidió crear una película sonora -algo todavía nuevo en esa época- titulada “Steamboat Willie”. La acogida del público fue mejor de la esperada y en poco tiempo Walt Disney se catapultó a la fama.

-"Sólo espero que no perdamos de vista una cosa: que todo fue iniciado por un ratón", repetía su creador una y otra vez, cuando ya todo lo que creaba se convertía en un éxito inmediato.

Para 1937, Disney produjo su primer largometraje, conocido como “Blancanieves y los siete enanitos”, donde Walt demostró que los dibujos animados podían ser un género cinematográfico en sí mismo. Con la buena recaudación que el film consiguió tras el estreno, el artista decidió regalarle una casa a sus padres. Pero lejos de ser todo felicidad, el hecho le produjo el desenlace más triste de su vida.

Blancanieves y los Siete Enanitos 1937 Pelicula En Español Latino El Mejores momentos

La nueva casa era soñada, pero su madre Flora advirtió que la caldera parecía tener una fuga de gas. Enviaron a gente del estudio para que intenten repararla, pero con poco conocimiento sobre la materia el problema quedó simplemente tapado. Días más tarde, su mamá murió por inhalar monóxido de carbono y su padre Elías terminó internado en el hospital, aunque logró sobrevivir.

La tragedia destrozó a Walt Disney y marcó un cambio en su forma de ver las cosas. Según gente de su entorno, puede que esa haya sido la razón principal por la cual casi todos sus personajes carecieran de una mamá: desde Bambi, pasando por Pinocho, Ariel o Pocahontas, la ausencia de la figura materna se convirtió en el denominador común de sus películas.

Del entretenimiento animado a las montañas rusas

Walt Disney estaba viendo a sus hijas jugar en una calesita cuando se le ocurrió la idea más ambiciosa de su vida, incluso más que todas sus películas juntas: construir un parque de diversiones basado en sus caricaturas para que sus empleados puedan divertirse en su tiempo libre junto con sus familias.

La inspiración brotó del Parque Griffith en Los Ángeles, aunque la suciedad del lugar lo molestaba. Con dinero de su propio bolsillo, el creador de Mickey Mouse reclutó a un grupo de ingenieros que los bautizó como los “Imagineers” (una suerte de combinación de palabras en inglés entre “ingenieros” e “imaginadores”). Con la misión exclusiva de que visiten todos los parques de atracción de Estados Unidos para analizar las fortalezas y debilidades que tenían, los trabajadores se abocaron a construir los mejores juegos, con la mejor ubicación posible.

disney +.jpg
Disneyland abrió sus puertas hace 65 años y se convirtió en el sueño de millones de niños y no tanto.

Disneyland abrió sus puertas hace 65 años y se convirtió en el sueño de millones de niños y no tanto.

Tras un año de obras, el 17 de julio de 1955 Disneyland abrió sus puertas en Anaheim, California. Con una inversión de 17 millones de dólares, la calle principal del parque, coronada como Main Street USA y transitada por decenas de actores que imitaban a sus personajes más famosos, se convirtió en la réplica de la avenida principal del pueblo de la infancia de Walt.

-"¿Para qué ser gobernador o senador si podés ser el rey de Disneylandia?", decía entre risas a la prensa, cuando ya su sueño de construir un parque de atracciones se había concretado.

El misterio de su muerte y del cuerpo congelado

Los orígenes de Walt Disney fueron humildes. Desde chico salía a vender diarios con su papá para poder llevar un plato de comida a la mesa, mientras aprovechaba sus tiempos libres para dibujar y darle rienda suelta a su imaginación. Adicto al trabajo y ante todo apasionado de lo que hacía, para mediados de los años ‘60 ya era multimillonario y había sido galardonado con 29 premios Oscars. No por nada expresó en más de una ocasión que “la fantasía y la realidad a menudo se superponen”.

En diciembre de ese año, un dolor de espalda comenzó a molestarlo sobremanera, por lo que decidió ir a revisarse en el hospital Saint Joseph de Burbank. Tras largos estudios y caras sombrías, los doctores le comunicaron su sentencia a muerte: sus años como fumador empedernido se convirtieron en un tumor cancerígeno en el pulmón izquierdo.

walt.jpg

Intentado atajar la enfermedad terminal, a los pocos días fue operado de urgencias. Todavía internado en la cama de hospital, el 5 de diciembre Walt Disney recibió a la prensa para celebrar su cumpleaños número 65. Se mostró sonriente, posó para los fotógrafos y dibujó a sus más famosos personajes. Para calmar a los mercados, la familia hizo trascender que estaba allí por un chequeo de rutina, nada por lo cual preocuparse. Por eso, cuando el 15 de diciembre de 1966 Walt Disney falleció de un paro respiratorio, fue una sorpresa para el mundo entero.

Su abrupto final y el hermetismo con el que la familia Disney llevó a cabo el entierro, solo provocó que los rumores se dispersen. En aquella época, más de cinco clínicas médicas investigaban el proceso de criogenización, por lo que comenzó a correr la teoría de que el cuerpo del genio fue en realidad congelado en nitrógeno líquido para ser despertado cuando la ciencia avanzara. Pero en los hechos, fue incinerado y enterrado en el cementerio Forest Lawn Memorial Park.

-“¿De donde viene la leyenda? De las ganas de que Disney viviese... ¡Ojalá fuese así! Pero es nuestra ansia de inmortalidad”, dio por sentada la discusión Roy Disney, el sobrino del creador de tanta magia.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario