La locura de los neuquinos que viajaron al Mundial y se alojan en el hotel de la Selección

Jorge Comoli, vicepresidente de la Federación neuquina de básquet, su señora Andrea y un amigo, Félix, viven de cerca la hazaña del básquet como fanáticos del básquet que son. "Vine por mi cuenta con ellos, es una pasión, son admirables", contó emocionado a LMN.

POR FABRICIO ABATTE - abattef@lmneuquen.com.ar

Afónico de tanto gritar. Casi no le queda voz a Jorge Comoli, ante todo un apasionado del básquet que a la vez ocupa el cargo de vicepresidente de la Federación Neuquina. La emoción también invade a su mujer Andrea y a su inseparable amigo Félix. La bandera argentina con la inscripción "Neuquén", infaltable como en todos los partidos, luce más linda y radiante que nunca.

Te puede interesar...

La foto en la puerta del imponente Wukesong Arena, en Beijing, que ilustra este texto puede dar fe. También en las gradas donde Argentina logró la hazaña ante Francia, se hizo notar el estandarte, así como el aliento de estos tres vecinos del Alto Valle que no se perdieron hasta aquí partido del equipo de Sergio Hernández, que marcha invicto y está a un paso del título o al menos sueña con la gloria.

Lejos del protocolo y de chapear, Comoli y compañía viajaron por su cuenta. Por pasión. Y se hospedan en los mismos hoteles que el combinado nacional que mejor nos representa. Todo planificado con tiempo y ejecutado a la perfección, como los planteos del Oveja.

Foto saludo.jpg

"Una de las fotos que les envío (a LMN) de hoy refleja el agradecimiento y las felicitaciones que le hacemos al equipo y ellos retribuyen con el aplauso final. El fotógrafo apuntando a la hinchada no hace más que destacar que el grupo es uno solo. Tanto los chicos que están dando todo para jugar un campeonato impresionante, a un nivel altísimo y la hinchada... Algunos no tomamos dimensión pero le hemos ganado a dos potencias como Serbia y Francia, que estaban para campeones ambos, cucos europeos. Eso simboliza un poco el espíritu de unidad entre la gente que está acompañando y los jugadores que están dando todo. Hoy los esperamos cuando llegaban al hotel, se paró cada uno de ellos, figuras mundiales, a saludarnos con una humildad increíble. Tengo un hijo de la edad de ellos y es emocionante como están predispuesto a acompañar este disfrute juntos. Muy contento y agradecido con esta alegría que nos están dando para el básquet argentino", comentó Jorge al borde de las lágrimas.

Neuquinos hotel.jpg

Toda una vida acompañando a la selección de básquet por el planeta merecía una nueva recompensa. "Es mi quinto mundial, tres olimpíadas... La verdad que un sueño que se empezó a forjar en Neuquén. Hoy esta otra camada nos está dando frutos muy lindos. Es en verdad una pasión de alguien que comenzó a jugar de chico, después como padre de un jugador de un club, luego acompañando a un club de barrio, siguiendo a dirigentes que me marcaron. El básquet es mi vida", resume y concluye Comoli.

Ya no puede seguir la charla de la emoción. Solo quiere disfrutar con Scola, Campazzo y compañía. Fundamentalmente con Andrea, el amor de su vida, y con Félix, otro hombre que respira básquet como él. Y con su querida Neuquén, que está presente en un momento histórico del deporte argentino.

¡Que viva el básquet! Somos locales. De acá a la China.

LEÉ MÁS

Argentina venció a Francia y jugará la final del Mundial de Básquet ante España

La emoción de Sergio Hernández: "Es el mejor equipo que dirigí en mi vida"

Mirá el resumen de la victoria de Argentina ante Francia en la semifinal

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído