El clima en Neuquén

icon
21° Temp
30% Hum
LMNeuquen Marengo

La noche en la que Calabró y Marengo casi pelean por un risotto

La blonda tuvo un gesto poco generoso con la artista, quien integraba su mismo equipo.

El episodio de la noche del martes de MasterChef terminó con Rocío Marengo completamente angustiada -pero con la seguridad de haber pasado al miércoles de beneficios- luego de casi auto boicotear a su equipo. Es que la prueba, en la que se enfrentaban Sofía Pachano, Leticia Siciliani y Analía Franchín contra Iliana Calabró, Boy Olmi y la propia Marengo, consistía en elaborar un plato tradicional de un determinado país, y la blonda tuvo la oportunidad de hacer que uno de sus compañeros brillara, pero prefirió optar por decisión más individualista.

En el último desafío, los participantes fueron agrupados en dos equipos, y cada uno de ellos eligió, al azar, un determinado país. A Pachano le tocó Francia; a Siciliani, Grecia y a Franchín, España. Por el otro lado, a Calabró le tocó Venezuela; a Olmi, Perú y a Marengo, Italia.

Te puede interesar...

Dado que Sofía tenía consigo una medalla dorada, se le ofreció la oportunidad de que una de las integrantes de su grupo cambiara la nacionalidad que le había tocado. Fue allí cuando Siciliani cambió su bandera por la de Brasil.

Otorgando un beneficio similar al otro trío, los jurados les ofrecieron la chance de cambiar los países entre ellos e Iliana rápidamente le propuso a Rocío intercambiar ya que ella sabe mucho de comida italiana. “Yo ni loca cambio mi bandera”, lanzó la blonda, a lo que Calabró le respondió: “Te digo que yo con esa me saco 10”.

Ni lenta ni perezosa, y muy confiada, Marengo acotó: “Yo me saco un 20. Olvidate. Amo la comida italiana”. Inmediatamente, su supo que la artista tendría que cocinar un risotto con hongos, un clásico de ese país. En tanto, a hija de Juan Carlos le tocó preparar arepas reina pepeada y a Olmi una causa limeña.

A la hora de empezar a cocinar, a Calabró se la vio completamente molesta, principalmente porque jamás había preparado una arepa. Con pocas ideas de lo que hacía, pero decidida a superar la prueba, la artista se las arregló para hacer su propia versión del clásico venezolano, con incluso un poco de ayuda de los jurados.

En tanto, a Rocío se la veía muy concentrada en su preparación, hasta que el jurado le cambió completamente los planes. Es que ella tenía planeado agregarle algunas verduras a su elaboración, lo cual fue descartado automáticamente. “Es arroz con hongos, nada más”, le gritó Donato.

masterchef.jpg

En el momento de las evaluaciones, Rocío la pasó pésimo ante el jurado. Es que se olvidó de poner uno de los ingredientes principales de la receta, hongos secos de pino, lo cual lo da su sabor característico. “El hongo de pino te hubiese dado más intensidad. Otra cosa, también te vi poniendo la manteca al principio y no al final. La manteca o el aceite se oliva se pone al final, sin fuego, con el queso parmesano, para darle volumen. Te quedó un poco seco y salado. Este risotto tiene una consistencia a paella”, expresó De Santis, destruyendo por completo el plato de Marengo.

Embed

“Me da bronca, esto si lo se hacer, estaba segura, y otra vez fallo”, lanzó entre lágrimas la artista.

Al turno de Iliana, el jurado le criticó al equipo el no haber cambiado de países, ya que Calabró les podía asegurar un punto. “¿Cómo crees que te habría ido con el risotto de hongos?”, lanzó Damián Betular, a lo que ella expresó: “Y yo me tengo fe porque eso es algo muy de mi casa, muy familiar, hago todo el tiempo”. “¿Le hubieras puesto hongo de pino?”, consultó el jurado, y la participante se explayó: “Y si, es el que te da el perfume y el color”.

Embed

“¿Por qué no cambiaron los platos?, si vos no sabías hacer esto”, dijo a su turno Germán Martitegui. “Pero Rocío se tenía fe con su risotto, y nadie había hecho arepa del grupo”, justificó Calabró.

masterchef3.jpg

Pese a que su arepa no fue perfecta -principalmente por las texturas del relleno-, los jurados rescataron que el sabor los transportaba automáticamente a Venezuela. “Yo no me imagino haciendo un plato que nunca vi y que nunca comí. Yo siento sabor a Venezuela. Me sorprende como siempre pasas por situaciones difíciles y salís airosa. No se como haces pero tenes una fuerza de voluntad que te lleva al final del camino”, comentó el malo del cuerpo de evaluadores.

masterchef4.jpg

Una vez que cada participante recibió su devolución, se definió que el equipo de Marengo, Calabró y Olmi pasará al miércoles de beneficios, mientras que Pachano, Siciliani y Franchín se verían las caras nuevamente en el jueves de ultima chance.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
50% Me gusta
16.666666666667% Me da igual
16.666666666667% Me aburre
16.666666666667% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario