La noche que Del Moro "ayudó" a una mujer a llevarse 300 mil pesos

El conductor insistió hasta el cansancio para que la mujer arriesgara las respuestas.

Embed

En la emisión del lunes de Quien Quiere ser Millonario, Santiago del Moro terminó ayudando de más a Élida, una mujer que fue a competir al ciclo junto a su esposo Teo. Es que cuando la jubilada entró en carrera por los premios más importantes, el conductor le insistió hasta el cansancio a la concursante para que juegue, lo que les permitió llevarse 300 mil pesos.

Si bien durante las primeras preguntas Élida se mostraba segura a la hora responder, los problemas comenzaron cuando alcanzó la franja de los 130 mil pesos. En ese momento, a la mujer le preguntaron “¿En qué lugar descansan los restos de Manuel Belgrano?”. Las respuestas posibles eran: El Convento de Santo Domingo, la Basílica de San Francisco, la Iglesia de San Ignacio o el Museo Histórico Nacional.

Te puede interesar...

Con un solo comodín –que le permitía consultar con su hija- la concursante explicó que no sabía la respuesta y le preguntó a Santiago del Moro si se podía retirar. “Te queda un comodín aún para que le consultes a tu hija”, le manifestó el anfitrión.

Ante su insistencia, la mujer decidió seguir, y gracias a su hija, terminó respondiendo correctamente el Convento de Santo Domingo.

Luego, por 180 mil pesos, a la participante le preguntaron “¿A cuál de los siguientes alimentos se lo conocía en la Francia del siglo 18 como “pomme d’amour? A la remolacha, a la zanahoria, al tomate o a la calabaza”. “¿Sabes francés?”, le consultó Del Moro. “No, sólo italiano. Tengo un presentimiento, pero tengo miedo también”, le respondió.

”Usa el sentido común”, “analiza las palabras”, “tenés tiempo”, “pensalo”, fueron algunas de las frases que lanzó Santiago, para convencer a la mujer de que siga, ya que no tenía comodines. Pese a que la mujer en un momento aseguró que se quería retirar, el anfitrión la volvió a convencer de seguir en juego y ella arriesgó que se trataba del tomate. “Es la primera vez que tomó una decisión sola y me voy a arriesgar”, sentenció antes de dar su respuesta. La jugada afortunadamente le salió bien.

Ya en la franja de los 300 mil, a Élida le preguntaron ¿A qué se conoce con el nombre del Koh-i-Noor? A un palacio asiático, a una raza equina, a un rango militar o a un famoso diamante. La mujer volvió a dejar en claro que no tenía idea de la respuesta, pero dado a que en la pregunta anterior había ganado el comodín para consultar con el público, decidió usarlo. Sin embargo, ninguno de los presentes se paró y la concursante tuvo que recurrir a su esposo. “La plata, los 130 mil, ya los tienen asegurados. Pensalo”, le dijo el anfitrión a Teo. Usando el sentido el común, el hombre le dio la respuesta correcta.

Cuando llegaron a la pregunta por los 500 mil pesos, Santiago volvió a insistir para que la mujer se las jugara usando el sentido común. Es que allí le preguntaron “En geología, ¿Cómo se denomina la zona submarina que no recibe la luz del sol por estar a más de 200 metro de profundidad? Influorescente, Afótica, Deslucida y Convergente”.

“No me animó Santi. Nunca vi tanta plata junta. Me voy”, le manifestó Élida al conductor pese a que ella tenía un “palpito” por la respuesta “B”. Efectivamente, esa era la respuesta correcta.

LEÉ MÁS

A los 83 años murió Isabel Sarli

La novia del crack argentino que parece copiar a Sol Pérez

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído