El clima en Neuquén

icon
Temp
65% Hum
La Mañana dólar

¿La paz cambiaria peligra con una nueva cuarentena?

Para algunos analistas, la mayor emisión de pesos para asistir a sectores en crisis impactará sobre el dólar y la inflación

Una nueva cuarentena puede poner en riesgo la paz cambiaria antes de las elecciones porque el cierre de actividades podría provocar una nueva y fuerte emisión de pesos para socorrer a los sectores afectados, sostienen varios analistas.

De esta manera, se podría adelantar la turbulencia cambiaria que el propio gobierno espera para antes de las elecciones, aunque por ahora los analistas sostienen que la “paz cambiaria” duraría dos o tres meses por el ingreso extraordinario de divisas del campo, con la soja por arriba de los US$ 500.

Te puede interesar...

El Repro, clave en la emisión

El mayor peligro de otra cuarentena extendida es que la necesidad de emitir pesos para asistir a los sectores en crisis impactará sobre el dólar y eso se trasladará luego a la inflación.

Para este año se estima que la emisión de pesos no bajará de $1,5 billones, partiendo del déficit del 4,5% del PBI previsto en el Presupuesto 2021. Aunque menor a los $2 billones el año pasado, aún es una cifra alta para las castigadas arcas públicas.

Una gran fuente de emisión de pesos será el anunciado refuerzo de los Repro II, los planes para pagar parte de los salarios a empresas privadas en crisis. destinados a este plan y la cifra crecerá luego de los límites anunciados para varios sectores, como los gastronómicos.

Para este año se estima que la emisión de pesos no bajará de $1,5 billones, partiendo del déficit del 4,5% del PBI previsto en el Presupuesto 2021

A través de la resolución 198/2021, el Ministerio de Trabajo aumentó en estos días a $18.000 la asistencia para los sectores considerados críticos para los salarios devengados este mes en el marco del Repro II. Y definió que no pagará la asistencia a aquellos empleadores alcanzados por el aporte solidario y extraordinario que no cumplan con su obligación.

La resolución también fijó para el resto de los meses en $9.000, $12.000 y $18.000 los valores de las asistencias, según se trate de sectores considerados críticos y no críticos, y el de la salud.

En el caso del aumento transitorio de $12.000 a $18.000 para los sectores no críticos, la facturación para el periodo comprendido entre el 1 y el 20 de abril y el mismo periodo de 2019 deberá registrar una reducción inferior al 20% en términos reales. Y el indicador de liquidez corriente (activo corriente / pasivo corriente) a marzo deberá presentar un valor máximo que será definido por el Comité de Evaluación y Monitoreo del Repro II.

Asimismo, a estos empleadores se los eximirá de la obligación de presentar el balance correspondiente al último ejercicio cerrado, certificado por el Colegio de Profesionales de Ciencias Económicas.

Estimaciones de los analistas

En este escenario, la semana pasada el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) hecho por el Banco Central mostró que para varios analistas el dólar se ubicará en diciembre en $115 por unidad, con una baja de más de $3 respecto al relevamiento de febrero.

La cifra que mostró el REM, sin embargo, se mantiene por encima de la previsión oficial en el Presupuesto 2021, que para el último mes del año prevé una cotización de $102,5. La proyección privada para diciembre es una baja de $3,60 respecto a la encuesta anterior, mientras que para fines de 2022 la estimación es de $160.

Los analistas proyectan también para este año un rebote del PBI de 6,7%, unos 0,5 puntos porcentuales más respecto al REM previo y por encima del desplome de 9,9% del año pasado. La inflación estimada fue de 46%, una baja luego de que en enero el mercado proyectara 50% y en febrero 48,1%.

Sobre el crecimiento económico, para el primer trimestre la estimación sobre la variación desestacionalizada del PBI se incrementó en 0,9 puntos porcentuales respecto a la encuesta anterior y quedó en 1,9%, luego de la recuperación de 4,5% del último trimestre del año pasado.

Dolares blue (1).jpg
El dólar blue se mantuvo igual que a la jornada anterior

El dólar blue se mantuvo igual que a la jornada anterior

Opciones de cobertura

Por otra parte, como la paz cambiaria está afectando la reventa de dólares en el mercado informal a través del “puré” (comprar dólares al valor oficial y revenderlos más caros en el blue), viene creciendo el interés de los particulares por liquidar divisas en la Bolsa.

Para quien quiere vender dólares porque necesita los pesos ya no es rentable ir a los bancos, que ofrecen sólo $90 por billete (no se cuenta el 30% del Impuesto PAIS ni el 35% a cuenta de Ganancias). Por estos bajos valores, en febrero apenas 35.000 clientes vendieron sus dólares en los bancos.

De la mano de esto, viene creciendo la venta de dólares en la Bolsa a través del llamado “dólar MEP”. La operatoria es sencilla: primero se compra con las divisas un bono en moneda extranjera y después se lo vende en pesos, con lo que se obtiene un tipo de cambio de entre $145 y $150.

Otra ventaja de la operatoria es que es legal e inmediata, por eso muchos contribuyentes afectado por el impuesto a la riqueza usaron esta vía para conseguir los pesos que le permitan pagar el impuesto.

Por este creciente interés por el dólar MEP, varios bancos ya facilitaron la operatoria a sus clientes creando un botón específico en el homebanking para hacer la operación en un solo paso y enviaron comunicaciones explicando cómo comprar dólares por esa vía.

Otra opción de cobertura muy buscada son los plazos fijos UVA, que según un informe del BCRA crecieron 20,6% en términos reales durante marzo. Las colocaciones tradicionales en estos instrumentos crecieron 16,7% y las que ofrecen la opción de cancelación anticipada un 35,7%.

Con un dólar prácticamente planchado y una expectativa de inflación elevada, los plazos fijos UVA alcanzaron en marzo los $109.023 millones, un incremento en términos reales de 20,6% mensual. Desde diciembre, estos instrumentos acumulan un incremento del 120%, contra los $48.335 millones de principios de diciembre.

La principal diferencia entre un plazo fijo tradicional y los UVA es que la tasa nominal anual que paga el primero es del 37% fija para los depósitos menores a $1 millón y la tasa de los segundos varía según la inflación del mes previo.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

18.75% Me interesa
37.5% Me gusta
0% Me da igual
18.75% Me aburre
25% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario