La pesadilla de Rod Gonçalves y su pareja todavía no terminó

La plata no aparece aún y se complica el regreso del brasilero de Petro junto a su esposa, embarazada de ocho meses. El límite para viajar es el miércoles. "Sigo esperando", dijo a LMN.

La situación del brasileño Rodrigo Gonçalves es cada vez más complicada. El pívot sigue varado en Cutral Co y si bien había hecho un pre acuerdo con los dirigentes para cobrar parte de la deuda y poder marcharse en vistas de la urgencia por el avanzado embarazo de su esposa Andressa Ferreira la plata no aparece y el tiempo que dispone no es mucho. “Hablé hace cinco días, pero no me han llamado. Mi situación no está resuelta”, dijo tajante.

El jugador llegó en septiembre del año pasado para jugar en Petrolero Argentino, luego la pandemia del coronavirus obligó a suspender la Liga Argentina y desde el mes de marzo se encuentra en Cutral Co. La deuda es de 10 mil dólares y si bien esperó para cobrar todo el dinero, finalmente decidió -para poder viajar ya- cobrar parte de ese monto y el resto en 20 días.

Te puede interesar...

El tope para poder hacerlo es como máximo el miércoles por prescripción médica y hasta ayer el teléfono del extranjero seguía sin recibir novedades.

“Mi situación todavía no se arregló” afirmó una de las figuras del equipo en la campaña del Matador. “Venimos del médico con mi esposa y con 32 semanas de embarazo que tiene ella nos dijo que no es aconsejable viajar más allá del martes como habíamos previsto o, miércoles pero aún no tenemos ninguna respuesta de los dirigentes”, recalcó.

Rodrigo-Gonçalves-02.jpg

“Hace unos cinco días tuve una reunión con la dirigencia de Petrolero. Acepté irme con menos de la mitad de la deuda (les solicitó unos 4.000 dólares) para ir para Brasil con el compromiso de ellos y una carta de la federación de baloncesto del país de que en 20 días depositen el resto”, detalló.

“Entiendo la situación de ellos que están pagando el alquiler aquí y nos traen también comida pero necesitamos viajar’’, afirmó.

Sin bien el contacto existió todo fue de palabra reconoció el moreno. “No hemos tenido una conversación fuerte y me contestaron poco desde entonces así que estamos esperando que nos respondan”, afirmó.

Rodrigo-Gonçalves.jpg

“Confío en ellos que en veinte días van a resolver mi situación. El caso es urgente porque tengo que pagar la pensión de mi otra hija de otra pareja y necesito poner a Andressa en una clínica privada porque en mi ciudad en San Pablo, es imposible internarla en los hospitales públicos por el tema del virus. El porcentaje de mujeres embarazadas que mueren allí es alto y es un riesgo para mi esposa y mi hijo también”, dijo preocupado por una situación que sigue sin respuesta.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

13.333333333333% Me interesa
6.6666666666667% Me gusta
13.333333333333% Me da igual
0% Me aburre
66.666666666667% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario