El clima en Neuquén

icon
14° Temp
42% Hum
La Mañana Lucas

La prófuga por la muerte de Lucas: "No tuve nada que ver"

Lorena es una de las policía de la Ciudad de Buenos Aires y brindó declaraciones a través de un video en el que se la ve llorando y acompañada por su abogado.

Lorena Miño es policía de la Ciudad de Buenos Aires y se encuentra prófuga, acusada de encubrir el crimen de Lucas González, el joven que murió baleado por oficiales de esa fuerza. Este domingo se dio a conocer un video de la mujer desligándose del caso.

“Lamento muchísimo la pérdida de Lucas pero yo no tuve nada que ver, no tuve nada que ver”, se la escucha decir a Miño, acompañada por su abogado, Roberto Castillo, y con la voz en llanto, en un video que difundió su representante legal, quien dijo que aguarda la resolución de la eximición de prisión para presentarse ante la Justicia.

Te puede interesar...

En el video de poco más de tres minutos, la prófuga expresó que por culpa de tres policías “que hicieron todo mal”, ella se encuentra vinculada a la causa en la que se investiga la muerte de Lucas, de 17 años, y por la que están detenidos hasta ahora ocho policías, tres por el homicidio y cinco por encubrimiento.

Embed

”Buenas tardes, mi nombre es Lorena, perteneciente a la Policía de la Ciudad, estoy en Barracas, en la (comisaría) 4D”, así inició Miño su relato en el video.

La policía contó lo que, según ella, sucedió aquel miércoles cerca de las 9:50 de la mañana, cuando recibió una modulación “de un enfrentamiento armado con la Brigada de Policía de la Ciudad en Iriarte y Vélez Sarsfield”.

”Eran cuatro masculinos armados dándose a la fuga en una (Volkswagen) Surán azul, lo cual con mi compañera fuimos sobre (la calle) Alvarado en ayuda de mis compañeros, y cuando llegamos a Alvarado y Perdriel ya estaba la Surán estacionada. Se les pidió que descienda al chofer del vehículo (…) los chicos ya estaban abajo, uno se da a la fuga y los compañeros decían 'le dispararon a mi amigo, no dijeron que eran policías, eran chorros'”, recordó.

Lucas González

Miño, oriunda de la provincia de Corrientes, dijo que hace tres años vino a Buenos Aires “en busca de un futuro para ayudar” a su familia y que tras el hecho está pasando “un mal momento”.

Y siguió: “A partir del 17 de noviembre nada volvió a ser lo mismo. Se siente el odio de la gente... por tres personas que hicieron algo mal. No todos son iguales, no todos hacemos lo mismo. No tengo nada que ver con lo que pasó”.

Lo más leído