La seño ató a la silla a un nenito para que comiera

Fue una auxiliar que trabaja en la guardería del hospital de Centenario.

Una seño que trabaja en una salita de la guardería del hospital de Centenario ató con chalinas a la silla a un nene de un año y medio para que se quedara quieto y comiera.

El hecho ocurrió durante la hora del almuerzo y fueron sus propias compañeras las que informaron sobre el incidente a la dirección, que dio inmediata intervención a la administración del hospital.

Los padres de los chicos que asisten fueron notificados de lo ocurrido en una reunión realizada el miércoles.

De acuerdo con la información relevada, la mujer de 41 años, tras un entrevista, ingresó el año pasado como auxiliar de una de las tres salas con las que cuenta la institución, inaugurada en 2015.

El 19 de abril pasado, según trascendió de fuentes cercanas al incidente a las que tuvo acceso LM Neuquén, la seño entró a una sala y le pidió a sus compañeras pañuelos tipo chalinas. Ante la pregunta de para qué los necesitaba, respondió: "Es para atar a... (se preserva el nombre del niño)".

Esa respuesta generó conmoción y repudio por parte de sus compañeras de trabajo, quienes informaron a la dirección y desde allí se dio intervención al área de Administración y Recursos Humanos del hospital de Centenario, a cargo de la selección del personal destinado a esa área.

Durante la reunión posterior, se informó a los padres sobre lo ocurrido y se les aseguró que la mujer no volverá a trabajar en la guardería con los chicos, aunque algunos desconfiaron, ya que no fue removida del cargo, sino que se encuentra con licencia por certificado médico.

"Sabemos que no se cumplieron los requisitos de ley para que esta mujer ingrese al cargo, sólo se le realizó una entrevista y ni siquiera se tuvo en cuenta si era idónea para tratar con niños. Incluso se dijo que venía de trabajar en un estudio contable", manifestó indignado uno de los asistentes a la reunión.

Los padres calificaron el hecho como grave y cargaron la responsabilidad sobre los que decidieron arbitrariamente que se otorguen los puestos sin considerar la particularidad de tratar con niños.

Reclamo
Piden que haya más docentes

La guardería fue inaugurada en 2015, luego de una larga lucha de los empleados del hospital de Centenario. En la actualidad cuenta con una matrícula de casi 50 chicos -que va en ascenso- distribuidos en tres salas a las que concurren desde bebés recién nacidos hasta niños de 4 años.

Ahora, tras la ausencia de la mujer cuestionada, sólo quedaron 5 docentes que trabajan en diferentes turnos entre las 6 y las 22, franja horaria en la que se brinda el servicio al personal.

“La matrícula es alta y el personal no alcanza. Ya se han pedido en varias ocasiones los refuerzos, pero no han dado respuestas y encima tras el incidente van a recargar a las personas que quedaron”, recriminó uno de los agentes de salud.

Sobre el incidente con la mujer que ató al nene a la silla trascendieron más detalles.

“Quédense tranquilos que no va a volver a la guardería, nos dijeron en la reunión, pero el tema es que tampoco queremos que esto se resuelva con un simple traslado”, indicaron.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído