La tercera tampoco fue la vencida, Argentina

La Selección jugó su mejor partido, pero sólo se llevó un punto ante Brasil y protagoniza su peor arranque histórico. Ay, Tata...

Buenos Aires
El equipo del Tata mostró su mejor versión ante Brasil, pero no le alcanzó para llevarse la victoria.

Con pocas herramientas, la visita hizo lo necesario para hacer negocio en el Monumental y llevarse un valioso empate. Lavezzi anotó un golazo para abrir el marcador y Lucas Lima lo empató. Ahora habrá que ganar en Colombia, en una eliminatoria que se complica. Por primera vez en la historia, el seleccionado no gana en las primeras tres fechas.

El local arrancó mejor, con buenas intervenciones de Roncaglia por la derecha (metió un centro que casi se le mete a Alisson), Banega y Di María, el más enchufado de los delanteros en el arranque.

En los primeros minutos, Neymar asustó a la torcida brasileña con una presunta lesión, pero se recuperó y pudo seguir. Llegando a los 25, Banega probó de afuera tras una buena jugada colectiva y despertó los primeros aplausos del público en la cancha de River.

A los 33 minutos, Banega robó en la mitad, se la dio al Fideo que filtró para el Pipita, quien esperó el momento y de primera la metió para la entrada de Lavezzi, que la mandó a guardar para desatar el primer festejo. Gran jugada para que el Tata tome aire y el público festeje.

De todas maneras, en un primer tiempo intenso y con gran dinámica, la visita no tardó en responder. Una desinteligencia entre los centrales hizo que Olivera casi lo empate, pero Romero respondió bien y despejó el peligro. En lo que quedó, Argentina siguió yendo, aunque con menos peligro, y terminó la primera etapa con aplausos de todo el estadio.

El inicio del complemento no fue la excepción y el cuadro del Tata siguió mostrando un alto vuelo en el juego asociado de tres cuartos de cancha en adelante. En la primera, Lavezzi conectó con Higuaín, quien se la devolvió para que el Pocho habilite a Banega, quien tras un rebote estrelló un remate en el palo. Puro entusiasmo en el público argentino en ese momento.

Poco antes de los 10 minutos, Neymar comenzó a cumplir su rol en el equipo y, de contra, casi la clava en el ángulo con un fortísimo remate desde afuera del área. Fue un aviso de lo que vendría apenas unos minutos más tarde. Luca Lima capturó un rebote tras un cabezazo que había dado en el travesaño y puso el inesperado -y quizás inmerecido- empate parcial.

Brasil comenzó a crecer en confianza y empezó a complicar a la defensa argentina con el desequilibrio del astro del Barcelona y la verticalidad de Willian. Este último casi pone el 2 a 1 con una gran maniobra dentro del área que terminó con un disparo por arriba.

Martino movió el banco e intentó con Gaitán (por Lavezzi) primero y luego con Lamela (en lugar de Banega). El partido siguió siendo de ida y vuelta. De un lado lo tuvo el Pipita y del otro Neymar le rompió las manos a Romero.

La verdeamarela parecía terminar con mejor resto, pero el ingreso de Dybala por Higuaín le dio otro aire al equipo y el partido siguió siendo golpe por golpe.

Los minutos finales fueron de Argentina. A los 40, Marcos Rojo cabeceó un centro de Biglia que se le fue apenas desviado. David Luiz vio la roja por un codazo a Di María y un pisotón a Biglia.

Argentina llenó de centros a los brasileros, que aguantaron y dejaron a los nuestros masticando bronca.

FRASES
"Hicimos un gran esfuerzo, pero no lo pudimos ganar, nos vamos con bronca. Fue el mejor partido, pero tenemos que seguir".
Facundo Roncaglia Aceptable partido del defensor

"Fue una lástima porque no ganamos. A veces nos falta un poco de suerte. Te queda el sabor amargo de no haber podido ganar en casa".
Lucas Biglia El volante se fue muy enojado.


Triste final: llanto de Rojo y silencio del Monumental

La Selección sigue sin ganar en eliminatorias y eso se tradujo en la impotencia de los jugadores y en la frialdad de los simpatizantes. Peor arranque histórico.

Buenos Aires
El desconsuelo de Marcos Rojo, el silencio del Monumental... Triste final para la Selección argentina luego de un partido en el que fue superior a Brasil, pero no pudo plasmarlo y eso se tradujo en la impotencia de los protagonistas y los hinchas. Se notó en el llanto del ex Estudiantes y actual jugador del Manchester United y en la frialdad con la que el público despidió al equipo. También en las declaraciones de Lucas Biglia (ver nota central).

El Tata no puede en River
El Tata Martino lleva 8 partidos sin ganar en el Monumental como entrenador. Dirigió allí tres veces a Libertad de Paraguay, dos a la selección paraguaya, una a Newell's y dos a la Selección argentina.

Queda claro que ante Colombia, el martes, Martino se juega buena parte de su futuro. ¿Seguirá?

No se llenó
El estadio Monumental lució incompleto pese a los más de 25.000.000 de pesos de recaudación. Y eso que se terminó jugando un viernes un clásico mundial. Previo al partido, los aficionados festejaban ruidosamente cada gol argentino convertido en clásicos anteriores, proyectados en la pantalla led gigante del Monumental.


Minuto de silencio
El minuto de silencio en señal de recogimiento por las víctimas de los atentados ocurridos ayer en Francia fue el que unió a argentinos y brasileños en el debido respeto, el que previamente no había recibido el himno brasileño, muy silbado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído